Acuerdan crear asociación civil en paraje El Lechugal

noviembre 11, 2009

Autoridades provinciales acordaron crear una asociación civil en este paraje ubicado a cien kilómetros de Buta Ranquil. El objetivo es que la nueva institución sirva para gestionar las necesidades de la población en aspectos agropecuarios, culturales y tradicionales.

El subsecretario de Gobierno, Luis González -en representación del ministerio de Gobierno, Trabajo, Justicia y Derechos Humanos- junto al director provincial de Producción Agraria, Industria y Comercio -de la cartera de Desarrollo Territorial- Ricardo Merli, acordaron esta semana con los pobladores del paraje El Lechugal, ubicado en cercanías de Buta Ranquil, crear una asociación civil.

Según informaron las autoridades provinciales, el objetivo es que la nueva institución sirva para gestionar las necesidades de la población en aspectos agropecuarios, culturales, sociales y tradicionales.

La reunión de trabajo se desarrolló el lunes y participaron -junto a González y Merli- diez familias de este paraje dedicado fundamentalmente a la actividad agropecuaria, ubicado en el departamento Pehuenches a unos cien kilómetros de Buta Ranquil.

Ricardo Merli explicó que en un primer momento, el requerimiento de los pobladores era la constitución de una asociación que los represente en sus demandas de temas básicamente agropecuarios. “Por ello se pensó en estatutos de una asociación de fomento rural (AFR), como las tradicionales, pero luego se decidió hacer una asociación de tipo civil, donde se comprendan temas culturales, tradicionales o necesidades de la población, que excedan la problemática de lo agropecuario”, explicó.

Para El Lechugal, Buta Ranquil se constituye en el centro de asistencia médica y principal abastecedor de mercadería y venta de productos. Las familias vecinas están separadas por distancias superiores a los 40 kilómetros en algunos casos, y las limitaciones en la infraestructura dificultan sus actividades diarias. La actividad económica de los vecinos de El Lechugal es la venta de ganado en pie, quesos y lanas a Chos Malal y Buta Ranquil en forma directa, y el tradicional y ancestral trueque de mercadería con vendedores ambulantes de la zona. 

Las necesidades urgentes que expresaron estas familias neuquinas fueron la provisión de agua para consumo y riego, la facilitación de lugares de pernocte, subsidios al traslado de ganado, no sin antes reconocer el aporte que reciben de la Corporación para el Desarrollo Integral de la Cuenca del Curi Leuvú (Cordecc). También se pidieron mejoras en las viviendas, los caminos y asistencia para mejorar la calidad de producción.

Según el director provincial de Producción Agraria Industrial y Comercio “los pobladores pretendían crear una asociación entre vecinos como un instrumento para hacer llegar sus necesidades, reclamos y problemas a las autoridades, así como para colaborar conjuntamente desde lo productivo en campañas de sanidad vegetal, animal y de arreos”.

De esta forma, se pobladores y funcionarios acordaron los términos de nueva entidad civil y dispusieron avanzar en su creación al regreso de la veranada, aproximadamente en mayo del año próximo.