Con fondos gestionados por el ministerio de Desarrollo Territorial se compraron maquinarias para sembrar alfalfa e insumos para completar una obra de agua necesaria para regar las parcelas.

Con el objetivo de mejorar la productividad agrícola y ganadera y poder aumentar los ingresos de las familias, la Asociación de Fomento Rural de Cuyín Manzano se encuentra ejecutando un proyecto que contempló la incorporación de un parque de maquinarias para el sembrado de pasturas e insumos para completar una obra de agua. Los fondos, unos 857 mil pesos, fueron gestionados desde la subsecretaría de Producción a través del Programa de Recuperación Productiva Post Emergencia (Proderpa II).

Días atrás se realizó una jornada de trabajo en el paraje Cuyín Manzano, donde se presentó el proyecto y se recorrió la zona. Participaron productores; la subsecretaria de Producción, Amalia Sapag; el presidente de la Comisión de Fomento de Villa Traful, Nicolás Lagos, y técnicos de la empresa proveedora de las maquinarias, quienes capacitaron a los productores en su manejo.

En el encuentro, Amalia Sapag explicó a los productores que “a veces nosotros los funcionarios o los técnicos hablamos de diferentes instrumentos de financiamiento, pero en realidad creo que lo importante es saber que todos esos fondos que se obtienen implican el endeudamiento de la Provincia -por lo tanto son fondos provinciales-, son el resultado de gestiones realizadas por nuestro ministro y nuestro gobernador”.

Agregó que “a través del Proyecto de Desarrollo Rural de la Patagonia -Proderpa- se financiaron 50 proyectos por 25 millones de pesos para organizaciones de pequeños productores de la provincia, destinando los recursos a infraestructura ganadera, obras de agua, actividades turísticas, agregado de valor. Ahora en el Programa Post Emergencia continuamos financiando ese tipo de iniciativas, se han desembolsado unos ocho millones de pesos y hay aprobados proyectos por unos 35 millones de pesos”.

Acerca del proyecto

El paraje Cuyín Manzano se encuentra en los márgenes del río homónimo, en la zona norte del Parque y Reserva Nacional Nahuel Huapi. Cuenta con una población de 16 familias que se dedican a la ganadería, cría de aves de corral, producción de fruta fina, huerta y actividades turísticas (cotos de caza deportiva, cabalgatas, venta de artesanías).

Al igual que otras zonas de la provincia, la caída de cenizas por la erupción del volcán Puyehue, en 2011, afectó el desarrollo de las actividades productivas.

En los últimos años la Provincia destinó recursos a la AFR a través de la entrega de herramientas de labranza y un acoplado rural, fondos para continuar una obra de agua para sistemas de riego y aportes del Programa de Incentivo Ganadero que permitió avanzar en la construcción de un galpón de uso comunitario para el resguardo de maquinarias y forraje.

Ahora, con este proyecto, el objetivo es sembrar 20 hectáreas de alfalfa, a fin de tener el forraje necesario para que los animales estén más preparados ante las eventualidades climáticas, con la expectativa de obtener 3.000 fardos anuales. Se contempla además la posibilidad de contar con huertas familiares y producción de frutas finas, comercializando también el excedente.

Con este fin, la AFR compró con los fondos otorgados un tractor con pala frontal, una cortahileradora, una retroexcavadora y parte de sus integrantes fueron capacitados en su uso. La idea además es poder ofrecer las maquinarias a poblaciones vecinas. El tractor y sus accesorios para movimientos de tierra permitirán también realizar obras de protección y el desvío de agua tendientes a la conservación del valle antes la erosión hídrica del río Cuyín Manzano.

También se adquirieron accesorios para completar la obra de agua iniciada en el lugar que permitiría regar la superficie que se sembrará, como así también otros insumos.

El proyecto contempla además otros objetivos, como capacitar a los productores en técnicas de manejo apropiadas para optimizar la producción ganadera, y el mejoramiento de la comercialización a través del asociativismo y la participación en remates y ferias, entre otras acciones.