La medida se adoptó ante la situación epidemiológica regional del sarampión. El Calendario Nacional de vacunación establece que los mayores de cinco años tienen que contar con dos dosis de vacuna doble o triple viral.

Un equipo de Salud vacunó ayer contra el sarampión a unas 140 personas que trabajan en el aeropuerto Presidente Perón de la ciudad de Neuquén. La medida se tomó ante la situación epidemiológica de la enfermedad, para fortalecer la prevención y disminuir el riesgo de contagio en personal expuesto al intercambio permanente con los viajeros que pasan por la aeroestación.

Araceli Gitlein, referente del Programa de Inmunizaciones, dijo que las vacunas “están incluidas en varios ejes del Plan Provincial de Salud 2019-2023, integrado en el Plan Quinquenal 2019-2023, como una acción de promoción de la salud y de prevención de enfermedades, que en este caso se concreta en el territorio y facilita la accesibilidad a la salud”.

Indicó que “los brotes de sarampión presentes en la región de las Américas hacen que sea necesario fortalecer la cobertura” y detalló que “desde las 9 a las 15 se vacunaron alrededor de 140 trabajadores del aeropuerto de distintos rubros”.

El personal recibió primero una charla informativa sobre la enfermedad, la forma de transmisión, la situación epidemiológica regional y mundial, y sobre la vacuna que se está aplicando.

De acuerdo con el Calendario Nacional de Vacunación, los niños de 12 meses a cuatro años deben acreditar una dosis de vacuna triple viral (que protege contra el sarampión, la rubéola y las paperas); mientras que los mayores de cinco años tienen que contar con dos dosis de vacuna doble o triple viral.

Por otro lado, las personas nacidas antes de 1965 no necesitan vacunarse, porque se considera que ya están protegidos por haber estado en contacto con el virus.

El sarampión es una enfermedad viral potencialmente grave y muy contagiosa. La única forma de prevenirla es la vacunación adecuada. La vacuna triple viral (SRP) está disponible en todos los centros de salud y hospitales de la provincia.

Gitlein comentó que “se vacunó en el aeropuerto porque es un lugar donde el personal está más expuesto por el tema del turismo y la forma de transmisión de la enfermedad”. Agregó que “se involucraron los coordinadores zonales de vacunación de la provincia para que se vinculen con los organismos con personal expuesto, como es el caso de los pasos fronterizos y las terminales de ómnibus”.

Existe alto riesgo de importación de casos y desarrollo de brotes si una persona enferma o que esté incubando la enfermedad ingresa al país. Para evitarlo, es fundamental que toda la población esté correctamente vacunada.

Salud vacunó ayer contra el sarampión a unas 140 personas que trabajan en el aeropuerto Presidente Perón de la ciudad de Neuquén.