La Legislatura provincial sancionó la Ley Nº 3083/17, que reconoce, registra y jerarquiza las fiestas y eventos populares del Neuquén.

La subsecretaría de Cultura de la provincia del Neuquén celebró la sanción de la Ley Nº 3083/17, a través de la cual se establecen las bases y condiciones para que las fiestas y eventos populares de la provincia sean declaradas como fiestas provinciales.

La sanción del texto normativo “reconoce, registra y jerarquiza las fiestas y eventos populares en la provincia” cuya autoridad de aplicación será la subsecretaría de Turismo de la provincia del Neuquén, con previo consenso de la subsecretaría de Cultura provincial en lo que respecta a las acciones inherentes a la difusión y promoción de las fiestas y eventos populares que se realicen en los corredores turísticos de la provincia.

El subsecretario de Cultura, Marcelo Colonna, expresó que “esta fue una ley que se trabajó en conjunto con las distintas áreas del gobierno”, y destacó “el valioso aporte en el tratamiento de la normativa de los legisladores neuquinos”, al tiempo que indicó que “la articulación de este trabajo refuerza un ámbito importante de la cultura que son nuestras fiestas populares, en las cuales se reflejan el sentido de identidad y pertenencia de nuestras comunidades”.

Entre los puntos más importantes de la ley, está la revalorización de las fiestas y eventos populares. La legislación las comprende como festividades, festivales, ferias o eventos que reflejan las tradiciones folclóricas, gastronómicas culturales o sociales; las actividades económicas o productivas; y los acontecimientos históricos, religiosos, rituales y costumbres de los lugares de la provincia donde se realizan y que convoca a los turistas.

También establece la creación de un registro provincial de Fiestas y Eventos Populares que dependerá de la subsecretaría de Cultura provincial, con el objetivo de mantener a la población informada del calendario vigente y de realizar la difusión y promoción de las festividades que se realizan en los corredores turísticos de la provincia.

La normativa destaca su rol social y cultural fundamental, ya que para entrar en la categoría de fiesta popular se debe contar con un mínimo de tres ediciones consecutivas; conmemorar un hecho, actividad o producto tradicional de valor cultural; constituir un acontecimiento relevante para la provincia, con reconocida convocatoria popular; integrar en su programación (en un 70%) a artistas locales, considerando su trayectoria, calidad artística y el trabajo que realizan en la provincia; no tener igual denominación que una fiesta ya existente y haber sido declarada de interés municipal.

Por último se constituye como una ley inclusiva ya que destaca que en las fiestas o eventos locales, regionales o provinciales, se debe promover la diversidad de géneros y estilos artísticos, y prever la representación de las distintas regiones de la provincia.