Se trata de una obra necesaria para que el gasoducto actual no quede debajo de la ruta que actualmente se está construyendo. La inversión por parte de la provincia, a través de la Secretaría General y de Servicios Públicos, asciende a unos 40 millones de pesos.

El presidente de Hidrocarburos del Neuquén S. A. (HIDENESA), Sergio Schroh, explicó que a fines del último año “el gobierno de la provincia nos encomendó el traslado de una línea de gasoducto de 4.300 metros de longitud en 125 milímetros que debemos desplazarla hacia un canal de riego a la vera de la Ruta Provincial N° 7, dado que se está construyendo una doble vía y el actual gasoducto que utiliza esa zona de Centenario y Vista Alegre norte, está hoy dentro de la traza”.

Mencionó que la obra tiene un costo aproximado de 40 millones de pesos y está financiada por el tesoro provincial. Recordó que “se lo encomendaron a HIDENESA que, además de ser prestataria del servicio de gas en localidades del interior, está habilitada por Camuzzi para la construcción de redes”.

Schroh indicó que los materiales “se compraron en el mes de enero, comenzamos la obra y se están gestionando actualmente algunas habilitaciones con recursos hídricos” y agregó “ya se comenzó con el cateo de fibra óptica y del gasoducto actual, que está vigente; esto es para evitar roturas y se está enterrando cañerías en un sector de Vista Alegre norte”.

Por último, estimó que la obra “estaría finalizada en un término de unos 70 días, antes del invierno, con lo cual estará habilitado un nuevo ramal, deshabilitando el viejo que quedará por debajo de la ruta”.