Desde el lunes y hasta el miércoles, una misión técnica del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), recorrió diversos emprendimientos con el fin de realizar un diagnóstico sobre la aplicación y el desarrollo de los mismos.

Desde el lunes y hasta el miércoles, una misión técnica del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) recorrió diversos proyectos que se desarrollan en la provincia como parte del Programa para el Desarrollo Rural Incluyente (Proderi), que se aplican a través de la Unidad para el Cambio Rural (UCAR).

Ayer por la tarde, el ministro de Producción y Turismo, José Brillo, la subsecretaria de Producción, Dora Cortés y funcionarios del área recibieron en la sede del ministerio a la delegación encabezada por Pietro Simoni, a cargo del Equipo Técnico y Aspectos Institucionales, con el fin de interiorizarse sobre los resultados de la recorrida.

La subsecretaria de Producción especificó que “son 14 proyectos los que se desarrollan en la provincia, que son diversos, pero que tienen que ver con mejorar las condiciones de vida de la población rural en función de las características que tienen los lugares en los que están radicados”

La misión del FIDA recorrió algunos de ellos que “son representativos de lo que ellos querían visualizar en el territorio, acerca de cómo la provincia está actuando en función de los beneficiarios de estos proyectos”, indicó Cortés.

A través del Proderi se han gestionado en la provincia proyectos por cerca de 20 millones de pesos. “Depende de las particularidades de cada proyecto es el monto que tiene asignado cada uno; eso se presenta, se evalúa y si es aprobado, se ejecuta en el terreno con la población beneficiaria”, explicó.

En este sentido, destacó que “la población beneficiaria también hace un importante aporte a cada proyecto, porque no solamente recibe los fondos para poder comprar insumos o equipamiento, sino que también aporta su trabajo y recursos para que ese proyecto sea más amplio, así que la población beneficiaria también aporta lo suyo para que este proyecto funcione”.

Entre los emprendimientos seleccionados, se visitó a crianceros de Añelo que trabajan con un proyecto de acceso al agua para el mejoramiento de la ganadería ovino caprina; a la comunidad Cayupán, que cuenta con un proyecto salón de venta del grupo Quimun-Che en el paraje Cortaderas.

También estuvieron en El Sauce, por el proyecto Mejoras en la Producción de Rumiantes; y con crianceros de Paso Aguerre, que trabajan con el proyecto de mejoras en la infraestructura predial y abastecimiento de agua. Por último estuvieron en la Asociación de Fomento Rural (AFR) Pampa del Salado por el proyecto de abastecimiento de agua e infraestructura predial.

Por su parte, el jefe del Equipo Técnico y Aspectos Institucionales de la misión del FIDA, Pietro Simoni, consideró que luego de visitar estos proyectos que se encuentran en ejecución “nos parece que se está trabajando muy bien, si bien la visita ha sido corta, la impresión que nos llevamos es muy proyectiva de lo que se está haciendo acá y que pudimos ver que la unidad que está encargada de este trabajo está entendiendo el enfoque que debe tener este proyecto”.

“Neuquén es una de las provincias que más nos interesa”, dijo Simoni y agregó que “por eso queremos seguir colaborando y además nos interesan las experiencias que se están haciendo en la provincia para que se puedan replicar en otras jurisdicciones. Nosotros trabajamos en Neuquén con mucha satisfacción y vemos los resultados”, aseguró.

Brillo y funcionarios del área recibieron en la sede del ministerio a la delegación encabezada por Pietro Simoni