Argentina, se promueve la  prevención del embarazo no intencional en la adolescencia.

En la Semana del Embarazo No Intencional en las Adolescencias (del 20 al 26 de septiembre), desde el ministerio de Salud de la provincia del Neuquén se trabaja fuertemente con una perspectiva de derechos en torno a la educación sexual integral y la salud integral en las adolescencias, con talleres de consejería y diversas actividades. Cabe destacar que en los últimos años se observa un descenso de la tasa de embarazos adolescentes en la provincia, con un porcentaje muy por debajo de la media nacional.

Desde el Programa de Salud Sexual y Reproductiva de la cartera sanitaria informaron que en 2019 la tasa de embarazos adolescentes en la provincia fue de 9,53 por ciento y en 2020 de 8,52 por ciento, mientras que en 2021 el porcentaje descendió al 7,23 por ciento, siendo la media nacional de 11,5 por ciento.

Al respecto, Cristian Dalú, referente de dicho programa, indicó que el principal motivo de disminución del porcentaje de embarazo no intencional en las adolescencias es el “uso de métodos de larga duración, en particular el implante subdérmico”.

Además, remarcó las actividades que se llevan a cabo a través de las consejerías en anticoncepción, consultorios amigables y los Grupos de Promotores de Salud (GPS), en los diferentes efectores de la provincia, para el abordaje interdisciplinario e integral de la salud de las adolescencias.

Por su parte, la ministra de Salud, Andrea Peve, sostuvo que el Plan Provincial de Salud 2019-2023 fue pensado, entre otras cosas, “con un enfoque amplio de la sexualidad saludable y segura”, y señaló la importancia de brindar información para el cuidado y la prevención del embarazo adolescente no intencional.

“La salud integral en la adolescencia ensambla acciones planificadas a largo plazo y también acciones particulares que nos permiten estar cerca de las neuquinas y neuquinos, como son los talleres de consejería y la visibilización de la temática en diferentes actividades con la comunidad. Es fundamental brindar herramientas para la toma de decisiones”, expresó Peve.

En este sentido, la salud integral en las adolescencias es concebida como la construcción del bienestar psicofísico que posibilite el desarrollo de potencialidades y favorezca los vínculos en un modelo de cuidados, que trascienda el paradigma médico tradicional y aborde a los y las adolescentes de una manera global, comprometiendo otras disciplinas y actores.

Los equipos de salud acompañan a la población adolescente con información y  distribución de métodos anticonceptivos de larga duración en las diferentes zonas sanitarias de la provincia. Además, se capacita a otros profesionales que puedan brindar información sobre los métodos anticonceptivos al igual que se trabaja articuladamente con diferentes áreas y organismos para garantizar prácticas saludables de la sexualidad.