Se recibieron 7.700 consultas y se prestó asesoramiento para la formulación de casi 2.600 denuncias. Los principales reclamos correspondieron a desconocimientos de consumos en tarjeta de crédito, débitos indebidos en cuentas bancarias y billeteras virtuales, e incumplimiento contractual de la fecha de entrega de viviendas prefabricadas y empresas de construcción.

Audio Miryam Zurita, directora provincial de Protección al Consumidor.

La dirección provincial de Protección al Consumidor, dependiente de la secretaría de Seguridad, realizó el balance anual de sus actividades, e informó que lograron resolver 2.089 denuncias de un total de 2.596 que fueron presentadas a lo largo del año pasado.

Las mismas fueron canalizadas a través de las 16 oficinas que la entidad tiene en todo el territorio neuquino.

El informe revela que cerca del 48 por ciento de las mismas corresponden a usuarios o consumidores de bienes y servicios de la ciudad de Neuquén, mientras que las delegaciones del interior acapararon el 37% y cerca del 15% restante correspondió a la dependencia situada en la ciudad de Cutral Co.

Asimismo, se informó que alrededor del 65% de las más de 7.700 consultas recibidas durante todo el año pasado se recibieron mediante comunicaciones telefónicas y redes sociales.

De este modo se pudo prestar atención a la ciudadanía en todo el territorio provincial, además de definir acciones para fortalecer la resolución de conflictos a través de los encuentros de la Red Provincial de Consumo Responsable, en los cuales participaron representantes de las delegaciones municipales de protección al consumidor de diversas localidades.

Los reclamos más frecuentes fueron desconocimiento de consumos en tarjeta de crédito; débitos indebidos en cuentas bancarias y billeteras virtuales (sin consentimiento de los usuarios); incumplimiento contractual de la fecha de entrega de viviendas prefabricadas y empresas de construcción; incumplimiento de garantías de productos; y deficiencia en la prestación de servicio de telefonía móvil e internet.