La dirección provincial de Coordinación de Capacitación Comunitaria cierra el año con una matrícula de 3.600 alumnos y alumnas que realizaron sus cursadas a través de la plataforma virtual zoom.

La Dirección Provincial de Coordinación de Capacitación Comunitaria termina el año con 3.600 alumnos y alumnas que cursaron las 52 propuestas de capacitaciones y talleres de oficios dictados por profesionales a través de la plataforma virtual Zoom. Las diversas propuestas de formación comenzaron en agosto.

Este año, como en los anteriores, hubo una gran recepción que llegó a 4.300 inscriptos en el primer llamado, “de ese total, en la actualidad hay 3.600 personas que continúan los cursos, siempre hay una baja en la matrícula, pero en este caso fue mínima”, comentó la directora provincial de Coordinación de Capacitación Comunitaria, Janette Ampuero López.

De la amplia gama de capacitaciones, destacó el “alto impacto de los cursos de soldadura, construcción en seco, corte y confección, pastelería, barbería y peluquería”, y también comentó que no tuvieron deserción en los cursos de tejido a crochet y bordado yugoslavo “que a pesar de no tener salida laboral, sirvió de contención social”.

La funcionaria comentó que “no sólo se capacita para una salida laboral, o para la actualización de contenidos sino para la contención social en este contexto de pandemia”.

De esta manera, “zoom se transformó en una gran herramienta para educar y nos permitió llegar a la población de toda la provincia” indicó y agregó que “ya se pueden ver los avances en los conocimientos de los alumnos a través de las mejoras edilicias que hacen en sus casas, en los cursos de panificación, pastelería, tapicería, electricidad domiciliaria, peluquería, y toda la gama de oportunidades que brindan los 52 cursos que se dictan desde la Dirección Provincial de Coordinación de Capacitación Comunitaria”, expresó Ampuero.

La comparación con años anteriores “es muy satisfactoria, teníamos dudas porque los oficios duros requieren de una instancia práctica, por eso en esta etapa nos enfocamos en la teoría y cuando se pueda recuperar la presencialidad, habrá una instancia práctica con guía del docente para las capacitaciones que así lo requieren”, expresó.

El año “termina muy bien, estamos muy felices porque a pesar de los meses difíciles, hemos tenido muchos alumnos y a fin de año se van a exponer los trabajos en la plataforma provincial `Hay producto´ en la segunda semana de diciembre”, informó la directora Provincial de Coordinación de Capacitación Comunitaria. En esta ocasión se podrán comercializar productos y servicios que formaron parte de las capacitaciones dictadas a lo largo del año.

La dirección dependiente de la Subsecretaría de Desarrollo Social dictó cursos de barbería, locución comercial, vitrofusión, fotografía, peluquería, soldadura, electricidad domiciliaria, edición audio-visual, mecánica de motos, pintura infantil, instalación de gas, manipulación de alimentos para celíacos, bordado mexicano y yugoslavo, maquillaje social, electricidad básica y pintura/arte, entre otros.

Las capacitaciones estuvieron destinadas a beneficiarios de programas sociales, personas sin empleo, adultos mayores y todos aquellos que quisieran incorporar conocimientos en el desarrollo de un oficio o una nueva salida laboral.