Recursos Hídricos, el EPAS y el EPEN culminaron la obra sobre el río Neuquén. El ministro Alejandro Nicola supervisó los trabajos.

El gobierno provincial, a través del ministerio de Energía, Servicios Públicos y Recursos Naturales, puso en marcha hoy el nuevo bombeo del río Neuquén para abastecer de agua a la localidad de Chos Malal.

El ministro de Energía, Servicios Públicos y Recursos Naturales, Alejandro Nicola recorrió la obra y verificó su funcionamiento.

Ayer por la tarde las máquinas contratadas por la subsecretaría de Recursos Hídricos habilitaron la canalización del río, que se llevó a cabo para conducir el agua hacia el punto de bombeo.

Mientras que por la noche el personal del Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN) habilitó el suministro eléctrico para el funcionamiento de la bomba.

Para llevar la energía al punto de captación, el EPEN montó una traza de unos 800 metros de líneas trifásicas de media tensión e instaló una subestación transformadora de 160 kVA.

Hoy por la mañana, el Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) puso en marcha la bomba sumergible con una capacidad de 400 metros cúbicos por hora. El agua es conducida hacia la planta potabilizadora mediante una manga flexible de 1.800 metros.

El ministro Nicola destacó “el gran trabajo en equipo que realizaron, por mandato del  gobernador Omar Gutiérrez, el EPEN, el EPAS y Recursos Hídricos para garantizar el suministro de agua potable para los vecinos de Chos Malal”. Además señaló que la obra se terminó antes de los plazos esperados.

De esta forma, la localidad cuenta con un nuevo punto de abastecimiento para la planta potabilizadora y se podrá mantener el riego de las tierras productivas desde el río Curí Leuvú, que registra una importante bajante ante la sequía que sufre la región.