El ministerio de Coordinación de Gabinete, Seguridad y Trabajo convocó al personal de diversos organismos provinciales, que intervinieron para garantizar la seguridad de los vecinos y abordar la situación social de las familias involucradas en el conflicto.

Se encuentra controlada la situación de seguridad en el lote Z1 de la ciudad de Neuquén, luego de un conflicto que se produjo por un robo y el posterior enojo de los vecinos. En la zona se apostó personal de la subsecretaría de Seguridad y su titular, Gustavo Pereyra, manifestó que retornó la calma al vecindario.

Pereyra informó que en horas de la madrugada hubo un robo y por este delito, los vecinos responsabilizaron a un grupo de menores. Debido a que se sucedió un “intento de justicia por mano propia, intervenimos y abordamos la situación social”, explicó el funcionario.

En las acciones también intervino personal del ministerio de Desarrollo Social, precisamente de la subsecretaría de Familia, Niñez y Adolescencia “a fin de atender la situación de los menores involucrados en el caso”, comentó Pereyra.

Además, personal de la subsecretaría de Seguridad realizó un informe socioambiental “para resolver los problemas de fondo y garantizar la tranquilidad de las familias del barrio”, indicó y agregó que en el caso intervinieron también agentes de la Defensoría del Niño y del ministerio de Coordinación de Gabinete, Seguridad y Trabajo.

En el marco de las acciones posibles, Pereyra no descartó el traslado de una de las dos familias aludidas por los vecinos “pero tenemos que abordar el caso seriamente para resolver de fondo el problema”. El Estado “tiene la responsabilidad de reinsertar a la familia dentro de la vida social”, sostuvo el funcionario.