Se trata de un documento actualizado con recomendaciones para el cuidado de la niñez de 0 a 6 años, desde el primer nivel de atención.

La ministra de Salud, Andrea Peve recibió esta mañana a referentes de la dirección provincial de Atención Primaria de la Salud y de la dirección de Maternidad e Infancia, quienes le presentaron la nueva Guía para la Atención y el Cuidado de la Salud de Niños y Niñas de 0 a 6 años.

La guía fue desarrollada con una mirada transversal, unificando visiones ante distintas situaciones sanitarias respecto del desarrollo de las infancias, actualizada después de 11 años. Para ello, numerosos equipos y servicios revisaron y actualizaron el documento, brindando así herramientas consensuadas para la atención y el acompañamiento del desarrollo de la niñez por parte de los equipos de salud.

De esta manera, durante la presentación de la guía a la titular de la cartera sanitaria provincial estuvieron presentes la directora de Maternidad e Infancia, Cecilia Maisler; la ex jefa del Servicio de Pediatría del Hospital Bouquet Roldán, Alejandra Ballerio; y la directora general de Atención Primaria de la Salud, Soledad Soberón.

En el encuentro, Peve destacó la trayectoria de las políticas sanitarias en maternidad e infancia, su inclusión histórica en el Plan Provincial de Salud y la implementación de la estrategia “Primeros 1000 Días-Tu Salud, nuestro futuro”, que la provincia tomó, adaptó y trasladó a todo el sistema de salud, tanto al subsector público como el privado.

En ese sentido, la ministra de Salud indicó: “Con esta nueva guía no solo abordamos los primeros mil días, sino que estamos llegando a los seis años, porque es un trabajo que hay que seguir y continuar para fortalecer y mejorar cualitativamente la atención de salud de la niñez en el primer nivel de atención”.

Finalmente, Peve destacó: “Orgullosa de este gran equipo provincial con experiencia en la temática, que trabajó en esta revisión con el objetivo de potenciar la atención sanitaria de calidad y de forma integral. Quiero destacar a cada profesional por su participación, especialmente a la doctora Silvia Araneo, que fue jefa del departamento de Salud Materno Infantil de nuestro sistema”.

Por su parte, Maisler indicó que la guía es el resultado de un trabajo interdisciplinario y metódico de actualización. “Se integra a otras herramientas, como son las cartillas y las libretas de salud, todo con una impronta de inmunizaciones, de desarrollo infantil, alimentación, lactancia materna y todas las recomendaciones”, agregó.

A su vez, Ballerio afirmó que la guía es para todos los agentes de salud. “Todos venimos con distintas cargas, de distintos lugares y con distintas sapiencias”, dijo y destacó que en la construcción de la guía trabajaron todos los equipos, “desde toda la provincia, y tanto del público como del privado”.

La nueva herramienta posee como base las normas y guías anteriores, de 1989 y de 2010. La revisión y actualización estuvo a cargo de numerosos equipos y servicios del sistema de salud, con la coordinación de la dirección de Maternidad e Infancia.

El objetivo propuesto se centró en acompañar el desarrollo de la niñez en todos sus aspectos, desde una nueva conceptualización de salud que promueve la participación en la promoción y la prevención de la salud, en observancia de los determinantes políticos, económicos y sociales.

En ese marco, la nueva guía se presenta como un consenso de modos de trabajo en la atención, para acompañar a los equipos de salud y fortalecer el trabajo integrado y en red, tanto en el ámbito público como en el privado, para optimizar la calidad en la atención de salud.

La Guía para la Atención y el Cuidado de la Salud de Niños y Niñas de 0 a 6 años es digital y posee atributos interactivos que la hacen práctica y ágil para la utilización de los equipos de salud que trabajan en Atención Primaria de la Salud, en el seguimiento de niñas y niños.

La misma posee 14 secciones en las cuales se detallan las distintas visitas que se aconsejan en cada etapa, la riqueza de estas instancias y el uso de facilitadores, como el Instrumento de Observación del Desarrollo Infantil (IODI), para realizar evaluaciones pertinentes y desde distintas ópticas.

Próximamente se incluirán a la guía, anexos y documentos en los cuales se desarrollan más ampliamente los temas y abordajes sugeridos. Además, todos los documentos vigentes están abiertos a los aportes que surjan tras su uso para evaluar la realización de mejoras en las ediciones siguientes, por lo que la participación y el mejoramiento serán constantes.