La fecha se estableció en 2011 en el ámbito de la Agencia Nacional de Seguridad Vial. El objetivo es promover el cuidado de los derechos de los peatones en la vía pública.

Desde la subsecretaría de Seguridad de la provincia recordaron que ayer, jueves 15 de marzo, se conmemoró en todo el país el día de la Seguridad Peatonal, que tiende a promover el cuidado de los derechos de los peatones en la vía pública como los actores más vulnerables del espacio público.

La fecha se instituyó en 2011 por la Agencia Nacional de Seguridad Vial, que declaró al tercer jueves de marzo de cada año como día nacional de reflexión de la seguridad peatonal.

Según informes de la Organización Mundial de la salud (OMS), anualmente se producen cerca de 1,24 millón de defunciones por el tránsito vial en todo el mundo, lo que hace de las lesiones de tránsito la octava causa principal de muerte a nivel mundial y la principal causa de muerte de jóvenes entre los 15 y los 29 años de edad. Del total de defunciones por lesiones de tránsito, más de 270.000 son peatones.

Como lo harían cualquier día, muchos salen de casa, camino de la escuela, el trabajo, lugares de culto, hogares de amigos, y nunca regresan. A escala mundial, los peatones representan el 22% del total de defunciones por accidentes de tránsito, y en algunos países la proporción alcanza un 66%. Además, otros millones de transeúntes sufren traumatismos a causa de accidentes relacionados con el tránsito, y algunos de ellos se ven afectados por una discapacidad permanente.

Esta realidad es la causa de mucho sufrimiento y dolor, así como de situaciones económicas difíciles para las familias y los seres queridos. La capacidad de hacer frente a la seguridad peatonal es un componente esencial del trabajo dedicado a la prevención de los traumatismos ocasionados por accidentes de tránsito.

Tal y como ocurre con otros accidentes de esta índole, las colisiones con peatones no deberían aceptarse como hechos inevitables pues, en realidad, son previsibles y evitables. Se dispone de información sobre los principales riesgos para los peatones, que abarcan un amplio abanico de factores tales como el comportamiento de los conductores, en especial en lo referente a la velocidad y a la conducción bajo los efectos de la bebida; las infraestructuras en cuanto a la falta de instalaciones específicas para peatones como aceras, pasos de peatones y arcenes elevados; y el diseño de vehículos con partes delanteras cuya solidez puede intensificar la gravedad de los golpes sufridos por eventuales víctimas de atropello.

El Plan Mundial para el Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2011-2020 (OMS) ofrece un amplio marco para crear conciencia sobre las necesidades de los peatones y poner en práctica las medidas que existen para mejorar la seguridad peatonal. Garantizar la seguridad de quienes se desplazan a pie promoverá el caminar, lo cual redundará en beneficio de la salud y el ambiente.

Recomendaciones para el peatón

Desde Seguridad provincial recordaron algunas medidas preventivas básicas a tener en cuenta al circular por las calles: prestar atención a las señales viales, semáforos, agentes de tránsito; al llevar un niño en su coche se debe detener y no bajar a la calle hasta que no se detengan los vehículos; para caminar al lado de la ruta, usar ropa clara o refractante para ser más visible; si inevitablemente tiene que circular por la calzada, se debe hacer en sentido contrario al tránsito para visualizar a los vehículos de frente; cruzar por senda peatonal y por las esquinas; no cruzar a media calle; no transitar por la calzada de a pie, con monopatín, patinetas o patines; respetar el cambio de fase del semáforo peatonal a la hora de cruzar; evitar distracciones al circular, tal como auriculares y celulares; no se debe cruzar entre vehículos estacionados porque una mala acción puede jugar en contra; discapacitados, ancianos y niños siempre necesitan un tiempo extra para cruzar la calle y el conductor también debe tener su extra de paciencia; al descender de un transporte público dirigirse hacia la vereda y nunca cruzar por atrás del ómnibus.

En tanto, los peatones tienen derecho a transitar por veredas y peatonales sin obstáculos que le impidan llegar a su destino y a cruzar por las esquinas, pasos peatonales y bocacalles.

También se trata de estimular a los peatones a la prevención de accidentes comunes en este tiempo, ya que se estima que una de cada dos personas cruza la calle distraída y quien mira su celular durante diez segundos y avanza veinte metros sin prestar atención a su entorno, puede sufrir accidentes peatonales prevenibles.

La OMS propone diversas maneras de cuidar al peatón

A través de piezas gráficas, la OMS propone diversas maneras de cuidar al peatón. Entre ellas se encuentran:

“La buena iluminación de las vías públicas, la eliminación de obstáculos y el uso de ropa de color claro y materiales reflectantes pueden salvarles la vida a los peatones”.

“Las aceras, los pasos de cebra, los refugios para peatones, los dispositivos para reducir la velocidad y las plataformas elevadas en las paradas de autobús pueden salvarles la vida a los peatones”.

“Las leyes relacionadas con el alcohol y la velocidad y las medidas para hacer que se cumplan, reforzadas por campañas en los medios de comunicación, pueden salvarles la vida a los peatones”.

“Velando por la seguridad de los peatones se estimulan los desplazamientos a pie, que tienen efectos positivos en la salud y el medio ambiente”.