El gobernador recibió a una delegación de funcionarios chinos que visitan la provincia para monitorear los avances de obras de la antena de comunicaciones aeroespacial que se construye en proximidades de Quintuco.

El gobernador Jorge Sapag y el secretario de Gestión Pública, Rodolfo Laffitte, recibieron hoy en Neuquén la visita de una delegación de funcionarios chinos encargados de monitorear los avances de las obras de la antena de comunicaciones aeroespacial y coordinar la importación de los equipos que se instalarán en las proximidades de Quintuco a 285 kilómetros de la capital neuquina (a 7 kilómetros de la Ruta Nacional 40 camino a Chos Malal).

La obra consiste en la instalación de una antena de comunicaciones de larga distancia con el espacio para el seguimiento de las naves espaciales que China enviará a la Luna y a Marte.

En el emplazamiento de la futura antena trabajan actualmente 200 obreros, construyendo cuatro edificios con una inversión de 400 millones de pesos. Hasta la fecha han construido la base de la antena y están haciendo el edificio que albergará el equipamiento.

El gobernador de la provincia ratificó lo que ya se anunció hace dos años cuando se suscribieron los acuerdos, que “se trata sencillamente de un sistema de comunicación a distancia remota con fines pacíficos y científicos, con el fin de colaborar con la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae)”. Una obra similar a la que construyó la Agencia Espacial Europea, también en convenio con la Conae, en la zona de Malargüe, inaugurada a fines de 2012”.

“Vincular estas obras con fines militares es antojadizo y tendencioso, desconociendo lo que significa la tecnología de comunicaciones y a quienes tienen dudas sobre estos temas los invitamos a conocer las obras de Malargüe y las que se están construyendo en nuestra Provincia”, comentó hoy Sapag.

El mandatario también manifestó que “una vez terminada las obras van a trabajar una decena de científicos chinos y especialistas argentinos de la Coane van a tener espacios para desarrollar sus trabajos. También serán objeto de visitas de escuelas y universidades y permitirá el desarrollo del turismo científico para quienes estén interesados, con acceso libre”.