El pasado fin de semana Las Ovejas fue nuevamente epicentro de una de las celebraciones populares y religiosas más trascendentes de la provincia y la Norpatagonia. La Fiesta de San Sebastián, santo patrono de los crianceros, atrajo a miles de visitantes y fieles desde distintos puntos de la región, el país, Chile y otros lugares del mundo.

El Norte neuquino vivió una vez más -como todos los años- la gran fiesta de San Sebastián, Patrono de los Crianceros, en el santuario ubicado en La Gruta, de la localidad de Las Ovejas. El sábado se realizó la cabalgata para la misa de sanación y el domingo la tradicional celebración.

La ministra de Turismo, Marisa Focarazzo expresó que la celebración “constituye la expresión religiosa de mayor trascendencia en la provincia, y año a año crece significativamente el número de fieles que durante enero asiste a Las Ovejas para venerar al santo, provenientes no sólo de la provincia y del país, sino también del exterior”.

El sábado se realizó la cabalgata para la misa de sanación y el domingo la tradicional celebración.

Comentó que “fue muy emocionante cómo concurría toda esa gente, en especial jóvenes, desde todas las localidades de Norte para participar de esta fiesta popular y religiosa”.

En cuanto al operativo de seguridad para el evento, Focarazzo indicó que “la provincia entregó para esta ocasión chalecos refractarios y coordinó con distintos organismos todo un operativo para que las festividades se realicen con tranquilidad”.

“San Sebastián es un evento único, que muestra a un pueblo unido, que tiene fe y que forma parte de la ruta de la fe neuquina, una ruta virtual que une las comunas de Las Ovejas en la zona norte con Junín de los Andes y su Vía Chisti en el sur”, subrayó la ministra.

Focarazzo también destacó que “en Neuquén enseñamos al visitante a valorar nuestro patrimonio natural y cultural. Somos una comunidad abierta a los visitantes”. Añadió que “el turismo genera desarrollo y empleo genuinos, además de trabajar en los valores que tienen los neuquinos de compromiso, de trabajo en equipo, de respeto a nuestras tradiciones”.

La ministra confirmó que “en el período de esta festividad la población de Las Ovejas se quintuplica alcanzando las 10.000 personas, por lo que se acondicionó la infraestructura del camping municipal que cuenta con todos los servicios necesarios, varios complejos de cabaña tanto en la misma localidad como en las vecinas de Andacollo, Huinganco y Manzano Amargo. Asimismo, los mismos pobladores abren las puertas de sus casas durante estos días para albergar a los visitantes”.

Las localidades de Norte participaron de esta fiesta popular y religiosa.

Este 2019, en la víspera de la fiesta, el sábado arribó la cabalgata para iniciar el rezo de la novena celebrando una misa por las familias y los crianceros. También se llevó a cabo la renovación de las promesas matrimoniales. Una vez finalizada la misa, comenzó la noche de vigilia.

El domingo, la jornada comenzó a las 6 con un desayuno comunitario para los peregrinos. En tanto, a las 7 se llevó a cabo la procesión, finalizando con la misa en la gruta. Luego a las 11, se celebró misa en el santuario, y posteriormente los presentes participaron de un almuerzo comunitario.

Más tarde, cerca de las 19 se celebró nuevamente la Eucaristía con bautismos y la jornada finalizó con el Fogón de la Hermandad y el sorteo de premios.

Una celebración de más de 70 años

La Fiesta de San Sebastián en Las Ovejas se organiza todos los años entre los días 10 al 20 de enero, inclusive. Esta celebración tiene una antigüedad de más de 70 años y su epicentro es la gruta de Charra Ruca de la familia Sepúlveda.

El evento es organizado por la municipalidad de Las Ovejas, el gobierno de la provincia a través de sus áreas de Turismo y Cultura y las cámaras de comercio de la zona Norte, con motivo de conmemorarse el 20 de enero el día de San Sebastián Patrono de los Crianceros.

Este 2019, en la víspera de la fiesta, el sábado arribó la cabalgata para iniciar el rezo de la novena celebrando una misa por las familias y los crianceros.

Los antiguos pobladores del Norte de la provincia conocieron en Chile la vida de San Sebastián y comenzaron a pedirle que interceda por sus peticiones ante Dios. En 1946 trajeron desde el vecino país la actual imagen del santo que está en el Santuario de Las Ovejas. Primero, fue una devoción en casas de familias y luego se fue transmitiendo de generación en generación.

Las actividades se desarrollan desde el 11 hasta el 18 de enero, dado que el 19 comienzan las celebraciones netamente religiosas con la velación de San Sebastián y el 20 se realiza la procesión hasta la gruta donde se celebra la misa mayor.

La celebración comienza nueve días antes del 20 de enero, con el rezo de la novena, las oraciones que se le realizan al santo durante nueve días antes del 20.

San Sebastián vivió alrededor del año 200 de la era cristiana. Fue un soldado romano defensor de la fe, que utilizó su alto cargo militar para ayudar llevando la palabra de Dios y a quien ordenaron matar.

La celebración comienza nueve días antes del 20 de enero, con el rezo de la novena, las oraciones que se le realizan al santo durante nueve días antes del 20.