El objetivo es contar con información que permita realizar un diagnóstico del sector y detectar necesidades. Además, se brindará asistencia técnica y un plan de capacitación.

Durante los primeros meses de 2014 se realizará un relevamiento de la producción de frutos secos existente en la provincia de Neuquén. El objetivo es poder contar con un diagnóstico y definir acciones para el sector.

La tarea estará a cargo de técnicos del Programa Provincial de Frutos Secos creado en el ámbito del Centro PyME-Adeneu, dependiente del ministerio de Desarrollo Territorial. Alcanzará a producciones asentadas en zona Confluencia y el norte neuquino como Picún Leufú, Sauzal Bonito, Rincón de los Sauces, Chos Malal y Buta Ranquil, entre otras.

En la provincia existen unos 30 productores de frutos secos, que cultivan principalmente nueces (80 por ciento) y almendras (20 por ciento). Se estima que hay unas 250 hectáreas en producción.

Según se informó, la intención es continuar un trabajo iniciado meses atrás de relevamiento, con el objetivo de detectar productores que hayan implantado frutos secos y registrar datos vinculados con la cantidad de superficie, edad de las plantaciones, necesidades, entre otros.

Con esa información se hará una lectura de la actividad y se podrá elaborarun diagnóstico. Está previsto además que se ponga a disposición asistencia técnica y un plan de capacitaciones durante 2014.

También se proyecta el dictado de un taller al que se convocará a losproductores con el objetivo de detectar necesidades de esta actividad.

Asociativismo

A mediados de diciembre se firmó el Acta Constitutiva de la Asociación Civil del Cluster de Frutos Secos de la Norpatagonia, integrada por los gobiernos de Neuquén y Río Negro, organizaciones de productores de las dos provincias y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).