Regularizan ocupación de tierras en Senillosa

diciembre 5, 2011

El sábado se entregaron 101 permisos de ocupación de terrenos en la Colonia San Francisco Oeste, cuya superficie supera las 347 hectáreas. Los beneficiarios podrán obtener la titularidad dentro de dos años, cuando cumplan con los requisitos mínimos establecidos por ley.

Como parte del proceso de regularización de ocupación de tierras en Senillosa, el sábado pasado, 3 de diciembre, se entregaron 101 permisos de ocupación en una superficie que ronda las 347 hectáreas ubicadas en la Colonia San Francisco, a unos cuatro kilómetros de la localidad.

Del acto participó el subsecretario de Tierras, Eduardo Ferraresso, junto al director provincial de Proyectos e Inversiones, Eduardo Matkovic, funcionarios de esa dependencia, el intendente de Senillosa, Raúl Béttiga, concejales, y representantes de comunidades mapuche de la zona.

Los beneficiarios de los permisos de ocupación se asentaron en las tierras ubicadas en cercanías de la ciudad hace una década aproximadamente, con un permiso informal otorgado por la intendencia de ese entonces. La Ley de Expropiación 2657/09 reconoció sus derechos sobre las mismas y, con la entrega del sábado, los vecinos iniciaron el proceso hacia la titularidad.

“Hoy estamos avanzando en el proceso que marca la Ley N° 263 de Tierras Fiscales, que indica que se debe hacer un permiso de ocupación con un plazo de dos años para terminar algunas obras, como la casa habitacional y el tanque de agua, entre otras obras mínimas”, dijo Ferraresso.

Y agregó que “cumplidos esos requisitos -que de hecho algunos ya se han realizado- se procederá a la adjudicación en venta, y una vez pagado ese monto se procederá a realizar el título con su correspondiente mensura”.

Indicó que “se trata de un proceso largo, que es resultado de una Ley de Expropiación de aproximadamente 330 hectáreas y que se trata del inicio de la legalidad para los beneficiarios que hoy tienen los papeles en orden, con derechos y obligaciones”.

Agregó que este sistema les dará la posibilidad a los vecinos de adquirir el título formal, con los servicios y el acceso a créditos para el desarrollo. Manifestó que la gente que ya tiene las obras requeridas por ley podría acceder a los mismos en un plazo de seis meses.

Por último, señaló que los beneficiarios deberán comenzar a “trabajar con otro orden y en su calidad de propietarios legales de las tierras deben comenzar a producir. Es una gran alegría para todos”, finalizó.