Reducen elementos con mercurio en favor de la salud y el ambiente

marzo 9, 2010

Harán capacitaciones para personal de hospitales y centros de salud. Desde enero de este año, el sistema sanitario de Neuquén adhirió a la iniciativa nacional para reemplazar los elementos con ese mineral, como termómetros, por otros menos contaminantes.

Desde el ministerio de Salud informaron que este año harán capacitaciones para el personal de los centros asistenciales sobre la resolución provincial Nº 82, vigente desde enero pasado, que adhiere a una iniciativa nacional para minimizar la exposición al mercurio en hospitales y centros sanitarios. Entre otros aspectos, instruirán a los agentes sobre los insumos que pueden adquirir en reemplazo de los elementos que contienen ese mineral, como los termómetros tradicionales.

Profesionales de la subsecretaría de Salud expresaron la importancia de la resolución Nª 82 y dijeron que “es un primer paso” para dar más relevancia a la epidemiología ambiental. También se mostraron confiados de lograr el recambio total de termómetros y tensiómetros con mercurio en el sistema de salud de Neuquén.

Viviana Herrera, directora general de Atención Primaria de la Salud, relató que la resolución se sancionó en enero de 2010 “gracias a la iniciativa de la doctora Laura Moreno, que proponía que se regule y se recambien los termómetros y tensiómetros, que son algunos de los elementos que contienen mercurio”. A partir esa propuesta, se tomó como modelo la resolución Nº 139/09 de Nación y se elaboró una norma provincial donde se establece la reducción del uso de elementos que contengan mercurio en el sector Salud de manera progresiva y su reemplazo por alternativas más inocuas.

Laura Moreno, médica pedíatra del Centro de Salud Nueva Esperanza y miembro adherente a la campaña Salud Sin Daño, contó que “la normativa establece instruir a todos los hospitales y centros de salud de la provincia, ya sean públicos o privados, para que de ahora en adelante todo lo que se compre deba ser libre de mercurio”. Añadió que “se fijó el año 2015 como fecha límite para que todas las instituciones hayan realizado el recambio de los elementos de mercurio”.

Indicó que la resolución propone además la creación de un grupo de trabajo, que dependerá del departamento de Salud Ambiental, cuya función será trabajar sobre el tema hacia adentro del sistema y difundir públicamente los riesgos del mercurio, los motivos del recambio y qué hacer si se encuentran ante una situación peligrosa, como la ruptura de un termómetro.

A nivel nacional, el 9 de febrero de este año, el ministerio de Salud resolvió prohibir la producción, importación, comercialización o cesión gratuita de tensiómetros con mercurio, tanto para la atención médica como veterinaria. Esta medida, al igual que las anteriores, busca evitar los impactos sanitarios y ambientales (Res. Nº 274/10).

Origen de la norma en Neuquén

Moreno recordó que, “en la provincia, comenzamos a trabajar con la propuesta para la eliminación de elementos con mercurio en el año 2007, en el hospital Horacio Heller”. Señaló que primero “se comenzó a capacitar al personal de enfermería y médicos pedíatras, consiguiendo que en septiembre de ese año la dirección ejecutiva firmara el compromiso de eliminación progresiva del mercurio en el hospital”.

“De esta manera, se empezó con el recambio de todos los termómetros de mercurio por los digitales en el área de neonatología a partir de una donación de la organización Salud Sin Daño, y también se recibieron donaciones de la cooperadora y de laboratorios consiguiendo el recambio total en los sectores: cuidados intermedios, sectores críticos, centro obstétrico y consultorios externos”, comentó. Agregó que, “a partir de ese compromiso, también comenzaron a realizarse las compras de alternativas sin mercurio que no son nocivas y tienen la misma precisión”.

Toda esta iniciativa continúa ahora con jornadas de capacitación para los distintos efectores, en las que cada representante se lleva la información para difundirla en su región. Entre otros, se ha trabajado con los hospitales y centros de salud de Centenario, San Patricio del Chañar, Plottier y Junín, entre otros.
Riesgos del mercurio en la salud y el ambiente

La Campaña Salud Sin Daño es una asociación internacional que trabaja para transformar el sector de Salud, promoviendo la utilización de alternativas ambientales amigables y saludables en reemplazo de aquellas que contaminan y que contribuyen a provocar nuevas enfermedades.

El mercurio es un metal pesado, neurotóxico, que daña el sistema nervioso central. Las fuentes de contaminación de mayor toxicidad para el ser humano son la inhalación del mercurio que contienen los termómetros y los tensiómetros y la ingesta de pescado contaminado.

Si una mujer está embarazada y consume pescado o inhala vapores, puede trasmitirlo al bebé, generándole trastornos en el sistema nervioso o problemas de desarrollo. También se presume que esta sustancia podría estar relacionada con el desarrollo de autismo, trastornos en el aprendizaje y retrasos madurativos.

Por otra parte, el mercurio tiene alto impacto tóxico para los ecosistemas.
Tratamiento de residuos con mercurio

Moreno comentó que, “dentro de los sistemas sanitarios, existen protocolos para desechar los residuos, ya sea por el color de bolsa -negra, residuo común; roja, residuo patológico; amarrilla, residuo especial- o por la utilización de tachos y barriles rígidos para elementos corto-punzantes o descartables”.

Para la recolección de mercurio también existe un protocolo dentro de las instituciones hospitalarias, aunque a nivel mundial todavía no está determinada cuál es la disposición adecuada.

En la provincia, ante un derrame de mercurio, los agentes recolectan el mineral con guantes y gotero, para luego depositarlo en recipientes rígidos, rotulados, que se guardan en lugares con determinadas características a la espera su disposición final. El residuo se almacena porque no se puede quemar, ya que de esta manera los residuos tóxicos se propagarían al aire. Tampoco se puede utilizar como relleno sanitario, porque terminaría filtrándose en el suelo y entraría en circuito.