Desde el gobierno de la provincia de Neuquén se realizan acciones directas que colaboran con la pronta detección, atención domiciliaria y programas de cuidados paliativos.

Hoy 4 de febrero, se recuerda el día mundial de la lucha contra el cáncer y el gobierno de la provincia del Neuquén, recuerda que su prevención y detección temprana, son fundamentales para detener el aumento de la incidencia de la enfermedad. El lema de este año recita: “Nosotros podemos. Yo puedo”, y comprende cuatro ejes de atención basados en la vida saludable, su detección temprana, el derecho al tratamiento y calidad de vida, es decir, cuidados paliativos.

En este marco, la Organización Mundial de la Salud (OMS) destaca que muchos tipos de cáncer tienen una alta probabilidad de curación si se detectan a tiempo y se tratan adecuadamente. Pueden curarse mediante cirugía, radioterapia o quimioterapia.

Desde el ministerio de Salud y Desarrollo Social, se informa que desde hace muchos años en Neuquén se trabaja con lineamientos claros sobre los tumores más prevalentes. Para esto se cuenta con la Red de Salud Respiratoria y el programa del Control de Tabaquismo (asociado al cáncer de pulmón); la Red de Patologías Colónicas. Además, se trabaja fuertemente para continuar ampliando la cobertura de la Red de Atención de Patologías Mamarias, a fin de garantizar el acceso de las mujeres de toda la provincia. A esto se suman las campañas con la unidad móvil oncológica de la Lucha Neuquina contra el Cáncer (Luncec).

También hay acciones directas, como por ejemplo la vacuna contra el VPH (Virus del Papiloma Humano), que genera protección contra el cáncer de cuello de útero en las mujeres. Se vacunan a las niñas de 11 años para erradicarlo, lo que se complementa con el Test de VPH y el papanicolau (PAP).

Asimismo, se desarrolla en varios establecimientos de la provincia el consolidado programa de Cuidados Paliativos, tanto para adultos como pediátricos. Desde estos equipos se brinda atención domiciliaria y hospitalaria al paciente y a su familia; lo informan y asesoran sobre métodos existentes y disponibles. Esencialmente, alivian el dolor y otros síntomas; no se proponen prolongar ni acortar la vida, sino mejorar su calidad; consideran la muerte como un proceso natural; y se pueden aplicar en un estadio precoz de la enfermedad, y en forma paralela a otras terapias.

Los Cuidados Paliativos para niños son una especialidad en sí, aunque están estrechamente relacionados con la asistencia paliativa para adultos. Los cuidados paliativos pediátricos consisten en el cuidado total activo del cuerpo, la mente y el espíritu del niño, y en la prestación de apoyo a la familia. Comienzan cuando se diagnostica la enfermedad y prosiguen al margen de si un niño recibe o no tratamiento contra la enfermedad.

Entre los ejes de atención frente al cáncer, la cartera sanitaria menciona los estilos de vida saludables, es decir, que la adopción de hábitos saludables en etapas tempranas de la vida reduce el riesgo de cáncer y de otras enfermedades no trasmisibles (ENT) en la edad adulta. Es aconsejable no fumar, reducir el consumo de alcohol, llevar una dieta más saludable y hacer más ejercicio físico.

También la detección temprana, porque el poder garantizar la disponibilidad y el acceso a programas de detección temprana del cáncer puede reducir significativamente la carga de esta enfermedad en todos los países.

En cuanto al tratamiento señala que todos tienen derecho a recibir los tratamientos y servicios de atención eficiente y de calidad, en igualdad de condiciones y sin que causen dificultades económicas. En Argentina existen guías de práctica clínica sobre diferentes enfermedades oncológicas con el propósito de establecer las mejores opciones para la atención de los pacientes. Así como también constantes capacitaciones de profesionales de todo el país en diferentes especialidades relacionadas con la detección y tratamiento de pacientes con cáncer.

Finalmente indican que el cáncer puede tener un impacto importante en la salud emocional, física y psíquica de las personas que lo padecen, sus familiares y cuidadores. Por eso es importante contar con las redes de apoyo social y hablar del cáncer.