Estamos contentos… ¿qué agregar a todos los que dijeron ustedes que fueron muy claros? Dos conceptos, uno es el del Merendero que cumple un año y quiero decir que estamos trabajando muy fuerte para que todos los neuquinos tengan la posibilidad de tener trabajo, pero no todos tienen trabajo, entonces, cuando hay un problema… lo mejor para construir una solución a los problemas es no esconder el problema, por eso nosotros apoyamos los merenderos para poder contener socialmente a nuestro neuquinos y trabajamos a la par para que cada día haya más trabajo para el desarrollo y fortalecimiento de cada una de las familias.

No hace mucho tiempo planteamos el desafío de hacer una cancha de fútbol sintético. Alguno casi casi se rio, como diciendo si estamos tomando el pelo. Y fue el primer barrio, después de hacer las canchas en los clubes de Sapere y Pacífico, y el primer compromiso que asumimos en campaña para mejorar la lucha contra la inseguridad y la delincuencia, para mejorar esta lucha que tenemos contra la droga y el alcohol, el mejor puente que podemos construir para hacer realidad hoy ya la necesidad era el deporte, para ganarle a estos consumos problemático y a estas dificultades que tenemos. Y un barrio que lo necesitaba y era prioritario era Confluencia.

Por eso yo quiero agradecerles a todo el barrio, a la comisión vecinal, a quienes le ponen el hombro y han llevado adelante durante un año este merendero, a quienes levantan la bandera del Movimiento Popular Neuquino para hacer este deseo que esté presente lleno de porvenir, de proyectos, entregando con amor, con compromiso, con esfuerzo, con solidaridad en la vida de cada uno de ustedes por el otro, por el prójimo.

Hoy es un ejemplo, en esta torta que vamos a cortar, y que vamos a cumplir. Es un ejemplo de la historia, de la bandera que tenemos que levantar, de la bandera de la paz, del respeto y de trabajar muy unidos, muy unidos en eso que a veces nos ha faltado cuando estamos en gobierno… estar unidos como cuando estamos en campaña. De la misma manera tenemos que transpirar la camiseta de la neuquinidad, recorrer calle a calle cada barrio de la ciudad de Neuquén y de cada pueblo en el interior profundo también, en cada paraje, para ver cómo están las cosas, para ver cómo nos podemos ayudar, para ver cómo estamos aquí y ahora, tomados de la mano con estos pequeños le garantizamos a ellos también la oportunidad que ustedes nos dieron. Es nuestro compromiso de nobleza con la tierra neuquina, una tierra llena de oportunidades.

Muchas gracias por enseñarnos a construir, en este presente, el porvenir y el futuro de los neuquinos. Felicitaciones.