Se realizó en la estación de trenes de Neuquén y se denominó “Barreras de amor”. Estuvo a cargo de la artista Romina Barrera.

Organizado por la dirección provincial de Patrimonio Cultural, dependiente de la subsecretaría de Cultura, se realizó ayer una intervención artística, “Barreras de amor”, de Romina Barrera, estudiante de Bellas Artes.

La exposición se realizó en el andén de la estación de ferrocarril de la ciudad de Neuquén. La propuesta surgió a partir de un telegrama del abuelo de Barrera, que contiene un juego de palabras, “Guarda-tren”, que hace referencia a una canción que le cantaba cuando era niña y que interpela a una estación del ferrocarril.

La exposición contó con un montaje de elementos disímiles, como fotografías antiguas, telegramas, pinturas, y valijas, que evocaron el mundo de los trabajadores ferroviarios, y donde el diálogo con la estación ferroviaria cobró vital importancia.

En la actualidad, la dirección provincial de Patrimonio Cultural desarrolla distintas acciones de extensión, tendientes a poner en valor el patrimonio histórico de todos los neuquinos, a través de iniciativas que interpelen a toda la sociedad, interactuando con los espacios públicos e históricos de nuestra provincia.