Fue a través de la subsecretaría de Recursos Hídricos. Estarán destinados al reacondicionamiento y la limpieza de los cauces de agua en esa localidad

La subsecretaría de Recursos Hídricos firmó un convenio con el municipio de San Martín de los Andes para asignar $1.950.000 del fondo Hídrico Provincial. El aporte será destinado al reacondicionamiento y limpieza de arroyos y cauces de agua en esa localidad.

Por otra parte, durante la firma se evaluó la posibilidad de trabajar desde el área técnica de la subsecretaría en un estudio para la realización de perforaciones que permita llevar agua a distintos barrios de San Martín de los Andes.

La firma estuvo a cargo del subsecretario de Recursos Hídricos Horacio Carvalho y el intendente de San Martín de los Andes Carlos Saloniti.

El subsecretario Carvalho precisó que, con este aporte, «se realizará la limpieza de decantadores, puentes y arroyos de la localidad, en el marco del Operativo Preventivo ante Emergencias Climáticas que lleva adelante el municipio. Además – agregó-, se pondrá en marcha la limpieza de los cauces en los arroyos Maipú, Calbuco y Pocahullo con el fin de prevenir futuras inundaciones de terrenos adyacentes a dichos arroyos por acumulación de ramas, sedimentos y residuos que se depositan en los márgenes del cauce y dentro del mismo».

Entre los pedidos realizados por el municipio a la subsecretaría figura la limpieza de 2.000 metros del arroyo Maipú, 450 metros del arroyo Calbuco y 2.200 del arroyo Pocahullo.

El intendente Salonitti manifestó su satisfacción por el acompañamiento de la subsecretaría para desarrollar obras necesarias para la localidad; en este caso, “el estudio, por parte de los técnicos del organismo provincial, para determinar la factibilidad de las perforaciones que permitirán llevar el agua a la población que reside en barrios alejados y que no están dentro del sistema de agua de la cooperativa”.

Cabe destacar que este tipo de aportes se viene entregando a varios municipios neuquinos y permite el pago de horas máquina para acondicionar diferentes sectores de la localidad y así evitar inconvenientes con las tormentas o nevadas de las localidades del interior neuquino.