Será parte de la colección del Museo Municipal Carmen Funes de Plaza Huincul, sitio con una de las riquezas paleontológicas más importante del país y el mundo.

Se realizó esta mañana, en el Centro Cultural Provincial Alberdi, la presentación de una nueva especie paleontológica denominada Barrosasuchus Neuquenianus, un cocodrilo de más de 70 millones de años que habitaba en la provincia. La actividad fue encabezada por el subsecretario de Cultura, Marcelo Colonna y el paleontólogo Rodolfo Coria.

El descubrimiento y posterior rescate del Barrosasuchus comenzó hace 18 años, en febrero de 2001, con una expedición conjunta del Museo Carmen Funes de Plaza Huincul y el Museo de Paleontología Royal Tyrrell de Alberta, Canadá, que realizó un trabajo de campo en Sierra Barrosa, 30 kilómetros al noroeste de Plaza Huincul. La expedición conjunta recolectó numerosos fósiles de vertebrados, incluidos huesos de dinosaurios carnívoros y herbívoros, mamíferos, y huellas de aves y otros dinosaurios pequeños en rocas del Cretácico Superior, con 70 millones de años de antigüedad. Entre los descubrimientos más destacados se encontró un ejemplar casi completo de un cocodrilo de la familia Peirosauridae.

En relación con la presentación, Colonna señaló que “la heterogeneidad del patrimonio cultural paleontológico que tenemos es muy amplia y es importante sumar este ejemplar a la gran colección que tiene la provincia en sus 40 museos. Hace pocos días venimos de presentar otro hallazgo en Villa El Chocón, todo esto tiene que ver con muchos años de investigación y trabajo paleontológico”.

“Lo importante en todo caso es que este patrimonio pase del ámbito científico a la órbita de la gente. Siempre decimos que quien no conoce algo no lo ama, por eso visibilizar este patrimonio cultural es fundamental, es patrimonio cultural de todos los neuquinos”, consideró el subsecretario.

Rodolfo Coria, paleontólogo director del proyecto que descubrió y preservó al cocodrilo fósil, explicó que “estos cocodrilos eran carnívoros, de ambientes anfibios. Los peirosaurios se parecían mucho a los cocodrilos actuales en sus ámbitos de vida, pero son familias totalmente distintas. Los cocodrilos actuales es como que replicaron el modo de vida que habrían desarrollado muchos millones de años antes los peirosaurios”.

En referencia al preparado final del fósil, detalló que “encontramos el fósil en un excelente estado de preservación, pero estaba incrustado en arenilla, por lo cual fue un trabajo arduo el de la preparación, un trabajo de años. Quisimos preservar todos los huesos del pos-cráneo en su posición original, porque este es el primer peirosaurio argentino del cual se conoce el pos-cráneo y la mayoría del cuerpo. Los hallazgos argentinos de peirosaurios fueron hasta ahora solo de fragmentos de cráneos, por cuanto este caso se convierte en algo verdaderamente excepcional”.

El cocodrilo fósil será parte de la colección del Museo Municipal Carmen Funes de Plaza Huincul, sitio con una de las riquezas paleontológicas más importante del país y el mundo.

De la presentación también participó el intendente de Plaza Huincul, Juan Carlos Giannattasio.