Presentaron ocho proyectos para el programa de Modernización Productiva

diciembre 11, 2009

Fue esta tarde, en la sala de conferencias del ministerio de Desarrollo Territorial. Asistieron el titular de la cartera, Leandro Bertoya, junto al subsecretario de Desarrollo Económico, Javier Van Houtte, entre otras autoridades.  

Representantes de las cámaras de fruticultores de la región expusieron este viernes ocho proyectos para el programa de Modernización Productiva, que forma parte del Plan Frutícola Integral (PFI). Estuvieron presentes durante las exposiciones el ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya, y el subsecretario de Producción y Desarrollo Económico, Javier Van Houtte; entre otros funcionarios.

El objetivo de estas presentaciones era encontrar inversiones eficientes para los fondos que enviará Nación como ayuda económica al sector. Entre otras propuestas, plantearon incrementar la capacidad de almacenaje con más frigoríficos, instalar un galpón de empaque cooperativo y construir una planta deshidratadora de frutas para minimizar el lucro cesante.

Van Houtte calificó al encuentro de “muy positivo, como cualquier ámbito de trabajo donde se juntan posiciones diferentes pero con una mirada común”. Relató que “pudimos compartir ocho proyectos destinados a cambiar estructuralmente al sector frutícola” y que, como algunos son complementarios, “los expositores quedaron de acuerdo para continuar afinando sus intereses y compilando sus iniciativas”.

“En definitiva, todo esto tiende a hacer un buen uso de los fondos públicos provenientes del Plan Frutícola Integral”, sintetizó y agregó: “Neuquén ha dado un paso muy importante en explicitar cuáles son los proyectos que tiene en agenda y cómo se deberían financiar, cuestión que vamos a elevar a Nación la semana que viene para ir pidiendo definiciones claras en los fondos comprometidos por la presidenta en el marco del PFI para el 2010.”

También asistieron a la reunión gerentes del Centro PyME – Agencia de Desarrollo Económico del Neuquén, representantes del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria y del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) e intendentes de las zonas productoras.

Los proyectos

La Cámara de Productores de San Patricio del Chañar propuso un almacenaje instalar 12 cámaras frigoríficas, con capacidad de almacenaje de 145 mil metros cúbicos. Especificaron que cada cámara albergaría hasta 400 toneladas y el costo total de la inversión sería de 10.651.596 pesos más IVA (Impuesto al Valor Agregado), a financiarse mediante un contrato de fideicomiso.

Por su parte, la municipalidad de dicha localidad presentó un proyecto para crear un frigorífico de atmósfera controlada en el Parque Industrial de Neuquén. “El frigorífico es el primer paso para embalar y comercializar la producción”, comentó el expositor de esta idea, Federico Sacheri.

También presentó un proyecto la Cámara de Productores de Centenario y Vista Alegre, que consiste en construir cuatro cámaras frigoríficas con una inversión de 1.250.000 dólares en una primera etapa y luego hacer otras cuatro por el mismo valor. La necesidad surge, según comentó Darío Vannicola, porque los nueve frigoríficos con los que cuenta Centenario son insuficientes para su producción actual.

En tanto, desde el municipio de Centenario propusieron cambiar la estructura de empaque y comercialización, mediante la captación de productores independientes del ejido dispuestos a asociarse. Para ello, aconsejaron comprar un galpón de empaque situado en la ruta 7, entre las calles 8 y 9 (entre otras inversiones), cuyo monto total asciende a 7.200.000 pesos. La modalidad de compra sería un contrato de leasing, en el cual el municipio adquiere los bienes y los vende en cuotas a los productores. Afirmaron que, con esta idea, se crearían 120 puestos de trabajo directo y 150 indirectos.

Por otro lado, la Cooperativa Frutícola de Neuquén planteó la ampliación de la recepción de frutas. El expositor, Juan Carlos Paulovich, sostuvo que la deserción de los productores por la urbanización en la zona no permite a la producción actual llenar la cámara de atmósfera que poseen. La inversión necesaria en este caso sería de aproximadamente 809 mil pesos, destinado a adquirir 3 mil bines de madera, un autoelevador y software de trazabilidad de fruta.

A su turno, la Cámara del Limay propuso construir una planta de deshidratadora de frutas para integrar a los productores independientes y minimizar el lucro cesante por las mermas. Para ello, indicaron, se necesitan 3.200.000 pesos, que se utilizarían en la contratación de mano de obra de 17 personas. La zona elegida para emplazar la planta es el Parque Industrial.

Además, el productor Antonio Ortega presentó un proyecto para reactivar el frigorífico La Barda, ubicado a la vera de la ruta nacional N° 22. La inversión asciende a los 5.900.000 pesos, en concepto de compra de 6 cámaras frigoríficas de 200 toneladas cada una, un túnel de híper-enfriado, dos cámaras de frío convencional y el frigorífico. El productor aclaró que aportaría 1.900.000 pesos para disminuir el costo total de la inversión.
Por último, la subsecretaría de Producción presentó un plan para adquirir 10.000 bines para las cinco cámaras de productores frutícolas de la zona. La financiación sería en 24 meses a una tasa de interés mínima.