Por octavo mes creció el consumo de cemento en Neuquén

septiembre 30, 2009

El consumo de cemento, asociado directamente con la actividad de la construcción, creció en julio 2,2 por ciento, con relación al mes anterior. El informe de la subsecretaría de Ingresos Públicos consigna que se utilizaron 15.429 toneladas de cemento, el mayor consumo de los últimos 6 años para el mes de julio.

El consumo de cemento continuó recuperándose en la provincia del Neuquén durante el mes de julio, acumulando ocho meses de crecimiento consecutivo. Este indicador se encuentra asociado directamente a la actividad de la construcción, ya que representa un insumo importante para dicha actividad. Por otra parte, para el total del país, dicho indicador muestra que el consumo se estabilizó durante los últimos meses, deteniendo la caída que se registraba desde el último trimestre de 2008.

Durante el mes de julio, se consumieron 15.429 toneladas de cemento en la provincia del Neuquén. Este valor implica un crecimiento, con relación a junio, de 2,2 por ciento, y representa el mayor consumo de los últimos 6 años, para este mes. En términos anuales, por otra parte, se puede observar una variación positiva del 7,3 por ciento, lo que implica un aumento de 1.051 toneladas en el consumo.

En el siguiente gráfico se observa la evolución del consumo durante los últimos dos años. En el mismo se muestra el consumo total, así como el promedio móvil de 12 meses para eliminar la estacionalidad que presenta la actividad de la construcción.

Aquí se observa el impacto que tuvo la caída de la actividad desde fines de 2007, acentuándose durante el año 2008. A partir de fines del año pasado, el consumo comenzó a recuperarse de manera sostenida. En la actualidad, el mismo se encuentra en valores similares a los de inicios de 2008, cuando la actividad comienza a caer. En relación con el máximo alcanzado, durante noviembre de 2007, el consumo se encuentra solamente -1,9 por ciento por debajo.

A nivel del total de provincias, el consumo de cemento muestra una evolución diferente a la observada en Neuquén. Durante julio se consumieron 809.184 toneladas, marcando un ligero incremento con relación al mes anterior, que alcanzó al 1,6 por ciento. Por otra parte, con relación al mismo mes del año anterior, este indicador muestra una caída del 8,4 por ciento. Este indicador muestra mucha volatilidad mes a mes, ya que durante el año 2008, se registraron tres meses con una variación anual positiva y los restantes cinco con caídas interanuales.

Tomando en consideración el consumo acumulado durante los ocho meses del año, también se observa una distinta evolución entre la provincia del Neuquén y el total del país. En el primer caso, se registró un crecimiento, con relación a los primeros ocho meses de 2007, del 9,8 por ciento, mientras que en el segundo, la variación anual implicó una caída del 6,5 por ciento.

En el caso de Neuquén, este indicador muestra una variación anual positiva durante todo el corriente año. Por el contrario, para el país, este indicador comienza a mostrar un valor negativo en enero de 2008, manteniéndose de esta manera durante el resto del año.

Tomando en consideración los últimos doce meses, se obtiene un valor para el consumo de cemento, en la provincia, de 192.863 toneladas. Esto representa un 2 por ciento del consumo total del país.

En el gráfico anterior puede verse con mayor claridad las diferentes trayectorias, en cuanto al consumo de cemento, entre el total del país y la provincia del Neuquén durante los últimos dos años. Para ello, se toma el promedio móvil de doce meses, con el objetivo de suavizar la serie. Allí se observa como el indicador comienza a caer, en Neuquén, a fines de 2007, mientras que para el conjunto del país, todavía mostraba un aumento.

Durante 2008, el consumo se mantuvo relativamente estable en la provincia. Para el total del país, se revierte la tendencia hacia el tercer trimestre de dicho año, y a partir de ese momento, el promedio de consumo de cemento continúa descendiendo. Por el contrario, a fines de 2008, este indicador comienza a repuntar en Neuquén, aunque todavía no alcanza los valores de mediados de 2007, previos a la caída comentada.

En estos gráficos se muestra la evolución del consumo anualizado, para Neuquén y el total del país. Allí se ve claramente la diferente evolución del consumo durante los últimos tres años. En Neuquén, el mismo se incrementa de manera continua hasta noviembre de 2007, para luego caer hasta el primer trimestre de 2008. Durante el resto del año el consumo se estabilizó, para comenzar a recuperarse en los primeros meses de 2009, aunque aún no alcanza los valores previos a la caída.

Para el total del país se observa un comportamiento diferente. Cuando comienza la caída del consumo en Neuquén, puede verse que para el conjunto de provincias todavía se registraba un incremento. En este caso, la reducción del consumo comienza hacia el último trimestre de 2008, junto con la profundización de la crisis internacional y su impacto sobre la actividad económica nacional.

También se observa, que mientras la recuperación de este indicador comenzó a principios de año en Neuquén, para el total del país, todavía no puede verse un incremento en el consumo. Solamente se aprecia una estabilización del consumo durante los últimos meses, lo que estaría indicando un piso a la caída, y se estaría observando una recuperación en los próximos meses, de la mano de la recuperación de la actividad económica a nivel internacional y nacional.

Observando la evolución del consumo acumulado entre las diferentes provincias, se observa una caída generalizada, ya que la mayoría de ellas presenta una caída anual, mientras que en solo ocho de ellas se obtiene una variación anual positiva para el consumo de cemento.

El  mayor incremento se registró en la provincia de Entre Ríos, donde el consumo acumulado aumentó un 18,1 por ciento, entre los primeros ocho meses de 2009 y el mismo período de 2008. En segundo lugar se ubicó la provincia de Salta, con el 10,2 por ciento y en tercer lugar la provincia del Neuquén, que como se mencionó, presenta una variación anual de 9,2 por ciento. Le siguen San Juan y Chacho, con el 8,7 por ciento, San Luis (6,4 por ciento), Jujuy (2,6 por ciento) y Misiones (0,4 por ciento).

En el otro extremo, la caída del consumo se sintió con mayor fuerza en la provincia de Tierra del Fuego: 33,4 por ciento. Le siguió Santa Fe, con el 21,3 por ciento y Capital Federal, cuya reducción fue del 19 por ciento en dicho período. El resto de las variaciones se pueden observar en el siguiente gráfico.