La subsecretaría de Discapacidad visitó organizaciones de la sociedad civil para fomentar el acceso de las personas con discapacidad al voto.

Con el objetivo de fortalecer el acceso al voto, el ministerio de Ciudadanía, a través de la subsecretaría de Discapacidad, realizó encuentros de participación ciudadana. Se visitaron las organizaciones Neudedis, Nehuenquen y Crecer en Comunidad, donde más de 70 personas con discapacidad y sus familiares practicaron con la máquina de voto electrónico.

Las actividades tuvieron como objetivo explicar el funcionamiento de la máquina, las partes de la boleta electrónica y cómo se emite el voto. En algunos casos, las organizaciones realizaron el simulacro del proceso electoral desde la presentación del DNI hasta la emisión del mismo.

La Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad establece que los Estados tienen el deber de “asegurar que las personas con discapacidad puedan participar plena y efectivamente en la vida política y pública en igualdad de condiciones con las demás, directamente o a través de representantes libremente elegidos, incluidos el derecho y la posibilidad de las personas con discapacidad a votar y ser elegidas”.

La directora provincial de Concientización, Natalia Rivarola, a cargo de estas acciones, resaltó que “estas actividades remarcan la importancia y derriban mitos sobre el voto de las personas con discapacidad. Queremos volver a empoderar a las personas con discapacidad, desde su derecho, desde diferentes espacios de participación, sobre todo cuando son actos democráticos”.

Oscar, integrante de Crecer en Comunidad, dijo: “Yo nunca voté y ahora tengo ganas”.

Es la primera vez que en Neuquén se realizan este tipo de trabajos en territorio con las OSC locales, lo que compromete a seguir trabajando con otras organizaciones de la temática.

Cabe recordar que, en todas las elecciones, si una persona tiene una discapacidad puede entrar a votar acompañada por el presidente de mesa o por una persona de su confianza que elija, que no podrá ayudar a otro votante en la misma elección. El acompañante designado tendrá que presentar su documento de identidad, y sus datos quedarán asentados en el padrón electoral. El presidente de mesa, en cambio, puede asistir a todos los votantes con discapacidad que se lo pidan, sin límites.