La obra se encuentra a cargo de la Dirección Provincial de Vialidad. Se ejecutan 20 kilómetros de la ruta provincial 20 ubicados entre el empalme con ruta nacional 237 (El Sauce) y Paso Aguerre.

Unos 20 kilómetros de la ruta provincial Nº 20 están siendo enripiados por la Dirección Provincial de Vialidad (DPV). El objetivo de la obra, que comenzó a ejecutarse a mediados de febrero, es mejorar las condiciones de transitabilidad y seguridad vial del camino. Se espera terminar los trabajos en abril.

La ruta provincial 20 tiene una longitud de 135 kilómetros y se encuentra situada en el Corredor Centro, entre las rutas nacionales 237 y 40 y la ruta provincial 46. La calzada en general tiene característica de suelo natural o mejorado y cuenta con mantenimiento rutinario con motoniveladora durante todo el año. Sin embargo, se recomienda transitar siempre con precaución a velocidad moderada.

Las rutas que integran el Corredor Centro de la provincia son de vital importancia para la vinculación de localidades y parajes donde se desarrolla fundamentalmente la actividad agropecuaria. Así, localidades como Paso Aguerre, El Sauce y Media Luna se conectan a través de la ruta provincial con las rutas troncales nacionales.

El presidente de Vialidad provincial, Ramón Soto, expresó que “las obras de enripiado son muy importantes en este extenso corredor, ya que la mayoría de las rutas provinciales son de ripio o suelo mejorado. De esta manera, el organismo vial planificó en conjunto con la secretaría General y Servicios Públicos otros frentes de obra, como el enripiado en la ruta provincial 24, Las Coloradas”

La obra consiste en acopiar material en cantera de áridos que pertenece a la Comisión de Fomento de Paso Aguerre y para lo cual se confeccionó un convenio que permite y garantiza la extracción.

Por otro lado, con cargadora y retroexcavadora se seleccionan los áridos y se vuelcan en cuatro camiones con batea que transportan el material a la calzada. Una vez que se colocó el material sobre el camino, se distribuye con dos motoniveladoras y se compacta con rodillo vibro. El tramo cuenta con riego permanente para mejorar la estabilidad del suelo.

El lugar se encuentra señalizado con conos de seguridad y banderilleros que direccionan el tránsito según la mano de circulación que se habilita.

La obra está a cargo de la dirección general de Conservación y del Distrito 2 y se ejecuta por sistema mixto, es decir con equipos y personal del organismo y equipos contratados. Registra además un buen avance de ejecución por lo que se prevé que finalizará a mediados de abril, antes del inicio del operativo de mantenimiento invernal.