Se encuentran funcionando la guardia de Tocoginecología y el Centro de Lactancia Materna.

El ministerio de Salud y Desarrollo Social informó que, tras las inauguraciones protocolares, se encuentran funcionando plenamente la guardia de Tocoginecología y el Centro de Lactancia Materna del hospital Horacio Heller de la ciudad de Neuquén.

El director del hospital Heller, Víctor Noli destacó que el objetivo general del establecimiento, desde su inicio, “es promover el crecimiento de la institución a partir del trabajo en equipo y el desarrollo de una visión en conjunto”, y agregó que esto se logra “teniendo en consideración los cambios que se producen en el ámbito de la salud y en relación con las necesidades de la población”.

La jefa del Centro Obstétrico del hospital Heller, Elizabeth Puentes recordó que el equipo de trabajo del Centro Obstétrico fue ganando recursos y dijo que a la dupla de tocoginecólogos que se complementaba con el equipo de enfermería, “se incorporó en el año 2014 la figura del licenciado en Obstetricia, juntamente con la Residencia de Tocoginelogía”.

Actualmente, el equipo -que a partir de este lunes inició esta guardia diferenciada activa de 24 horas-  está conformado por dos tocoginecólogos y dos licenciados en obstetricia, los días hábiles, y los fines de semana y feriados, por tres tocoginecólogos y un licenciado en obstetricia.

Noli dijo que a partir de ahora “las pacientes que consultaban a la guardia externa, a la guardia general, lo van a hacer directamente en un lugar específico y van a ser asistidas en primera instancia por un equipo especializado en consultas ginecológicas y obstétricas”. Destacó “esto que vemos hoy plasma un proceso de trabajo de alrededor de cuatro años desde que empezamos a trabajar en el proyecto”.

Puentes comentó “se denomina guardia diferenciada, y es directamente donde comienza el ingreso al sector del Centro Obstétrico”. Detalló que “se habilitó el consultorio de guardia y una sala de observación que nos comunica directamente con las salas de preparto, sala de parto, sala de Neonatología y pasillo quirúrgico, que nos conduce a quirófano. Es un gran logro poder dar esta atención”.

El equipo de la guardia diferenciada es el que da respuesta a la atención ambulatoria de consultorio externo, en controles de embarazo de bajo y alto riesgo -con turnos programados-, en ginecología general y especialidades, y en cirugías programadas tanto de ginecología como obstetricia.

“Se espera que el número de consultas diarias en el Centro Obstétrico sea de entre 20 y 30 consultas, en las cuales se admitirá a mujeres en situación de trabajo de parto y por diversas situaciones de índole ginecológica u obstétrica”, explicó Puentes.

En relación con el Centro de Lactancia Materna, ubicado en el sector 10 del mencionado hospital, la referente del Centro Obstétrico dijo que “es un lugar accesible para las madres donantes de leche materna y para nuestras compañeras, trabajadoras del hospital, que no tenían un espacio donde poder hacer su extracción de leche, guardarla y llevarla a su casa para sus hijitos”.

Antes, el centro funcionaba dentro de la Neonatología y por ubicarse en ese sector, era un área restringida que era utilizada -y aún se usa- por las mamás que tienen a sus bebés internados en la Neonatología.

“Para recibir madres donantes y poder trabajar en sintonía con el Banco de Leche Humana que funciona en el hospital Cutral Co-Plaza Huincul, teníamos que tener una habilitación de un lugar que cumpliera con las directrices que nos da el ministerio de Salud de la Nación”, relató Puentes.

Por último, señaló que “esto para nosotros también es un gran logro, porque hay un grupo que trabaja muchísimo en Lactancia Materna, tenemos un consultorio de Lactancia Materna y enfermeras especializadas en la temática que trabajan en la internación y en lo ambulatorio, a lo que ahora sumamos el Centro de Lactancia Materna”.