El ministro de Economía e Infraestructura provincial detalló la propuesta salarial presentada a los gremios. “Estamos haciendo un gran esfuerzo para poder mantener el salario de los trabajadores”, dijo.

El ministro de Economía e Infraestructura aseguró hoy que “el gobierno provincial sigue apostando al diálogo” y abogó para que las organizaciones sindicales “acompañen el esfuerzo que estamos realizando”.

Bruno explicó que el ofrecimiento a los gremios “es una propuesta para el semestre. Estamos haciendo un esfuerzo para poner nuestras cuentas en orden. Queremos que se llegue a un aumento anual cercano al 31 por ciento promedio”. Las categorías más bajas recibirán 1200 pesos remunerativos y bonificables y para la más alta serán 1400 pesos en las mismas condiciones.

“La situación de la Provincia es compleja, tenemos estimaciones de un precio de gas que se iba a comportar de acuerdo a resoluciones que había fijado el gobierno nacional que significaban ingresos excedentes. Eso no se está convalidando y obviamente nuestras estimaciones de ingreso se ven perjudicadas”, explicó el ministro.

“Estamos abiertos a juntarnos para poder consensuar con el gremio ATE el entendimiento de que nuestra intención, que es el mandato del gobernador, es el sostenimiento del poder adquisitivo de los trabajadores del sector público. Lo que estamos haciendo es acompañar la inflación”, dijo Bruno.

Bruno explicó que para fijar la pauta salarial “se toma Índice de Precios al Consumidor de la provincia del Neuquén que es un índice que tiene la misma metodología de hace 15 años, que es transparente y los sindicatos lo saben. Si en algún momento existe una escalada de las variables económicas tendremos la sensibilidad de ver como el mandato del sostenimiento del salario se siga cumpliendo”.

Respecto del cronograma de pagos, el ministro Bruno dijo que se hará dentro de los plazos legales: “Necesitamos tener cerrada esta situación para saber las pautas de incremento y así agilizar esta situación”.