El 13 de octubre fue designado Día Internacional para la Reducción de los Desastres por la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) con el propósito de promover una cultura global de reducción de desastres, que incluya su prevención, mitigación y adaptación. La Provincia del Neuquén incorporó esta mirada a sus políticas públicas y, a través de diversos organismos, ha realizado diversas acciones en tal sentido.

Neuquén cuenta desde 2010 con normativa que busca construir territorios y comunidades más preparados y resilientes frente a eventos que pudieran afectar a la población. La Ley Provincial Nº 2713 propone que la planificación y la reducción del riesgo integren una misma agenda y se trabajen de modo articulado.

La secretaría del COPADE y la subsecretaría de Defensa Civil y Protección Ciudadana, que trabajan de manera coordinada y en cooperación en torno a este tema, comenzaron la construcción de una política pública en este sentido promoviendo acciones de sensibilización, difusión y aplicación del enfoque de riesgo a escala provincial y local. Para ello se han generado diversas instancias de trabajo intersectorial adonde se elaboran propuestas de abordaje territorial que tiendan a disminuir riesgos existentes y procurar no promoverlos a futuro.

A modo de ejemplo, se incorporó el enfoque de riesgo en los Planes de Ordenamiento Urbano de Junín de los Andes, Moquehue, Rincón de los Sauces, Las Ovejas, Villa El Chocón, Andacollo, Centenario y San Patricio del Chañar. Estos planes tienen como finalidad orientar el crecimiento de las localidades de manera sustentable, siendo el manejo del riesgo un principio rector para su formulación.

Por otra parte, uno de los proyectos acordados por los doce municipios de las provincias de Neuquén y Río Negro que conforman la Región Metropolitana Confluencia consiste justamente en la construcción de mapa de Riesgo Metropolitano. Para ello, se está trabajando en el marco del financiamiento previsto a través del Programa de Desarrollo de Áreas Metropolitanas del Interior (DAMI II).

Además, se han elaborado mapas de amenaza por deslizamientos e inundaciones a partir de las metodologías sugeridas por el SINAGIR (Sistema Nacional de Gestión del Riesgo). A partir de las capacitaciones impartidas este año por funcionarios de la Secretaría de Reducción y Desastres de Nación, dependiente del Ministerio de Seguridad de la Nación, se pudieron generar mapas de 10 localidades neuquinas.

A eso hay que sumarle los mapas de amenazas geológicas, hidrometeorológicas, de incendios, biológicas y antrópicas que presentó la Red Provincial de Riesgo el año pasado. Los mismos fueron elaborados en base al aporte de distintas comisiones. El objetivo de contar con esta cartografía fue generar una herramienta marco, que esté disponible para la toma de decisiones y sirva de base para los procesos de planificación en los que está trabajando el gobierno de la Provincia.

Por su parte, la subsecretaría de Defensa Civil y Protección Ciudadana lleva adelante el programa de gestión por resultados de Riesgo Volcánico y Protección Ciudadana, que incluye el proceso de identificación de amenazas en mapas, conformación de redes interinstitucionales para el diseño de planes de contingencias, protocolos de comunicaciones y ejercicios de simulación de emergencias y evacuaciones de establecimientos educativos. Dicho proceso se realizó, por ejemplo, en Caviahue – Copahue, Las Lajas, Loncopué, Buta Ranquil, Barrancas, Aluminé, Las Ovejas y El Huecú y alcanzó en total a más de 860 participantes. Para el año próximo se prevé replicarlo en otras cuatro localidades.

Además, se trabajó en los mapas de percepción de amenazas en las localidades de Aluminé, Bajada del Agrio y Huingán-Co y en los barrios Terrazas del Neuquén y El Progreso de la ciudad de Neuquén. Y se armó el plan de protección civil y emergencias a escala local en Junín de los Andes.

Capacitación como un componente clave

En todos estos procesos, la capacitación adquiere un rol fundamental. Por eso, tanto Defensa Civil como COPADE le han dado preponderancia a este tema.

En el primer caso, se participó en las capacitaciones para armar Mapas de Riesgo con Protección Civil de Nación; se hicieron capacitaciones de Primeros Auxilios y RCP, prevención de incendios, uso de extintores a los distintos actores de la sociedad, simulacros de “derrames de sustancias peligrosas en el Río Neuquén” y “transporte de sustancias peligrosas” en Centenario.

 

En el segundo caso, por tercer año consecutivo se dictó la capacitación docente gratuita en “Educación Ambiental para La Gestión del Riesgo, ¿Cómo y por qué tratar en el aula la temática del Riesgo y el Cambio Climático?”. El curso contó con la participación de expertos de renombre nacional e internacional en esta materia y buscó cumplir con los requerimientos de la Ley Provincial N° 2713, entre los cuales figura la inclusión de la temática del riesgo en la educación formal.