Neuquén completó la campaña de vacunación contra la brucelosis

septiembre 2, 2009

Este año se llegó a más de 800 productores y se vacunaron unas 6 mil terneras en todo el territorio. Se informó además que en 15 días se inicia un relevamiento a fin de contar, por primera vez, con un mapa provincial de la incidencia de esta enfermedad en el ganado bovino.

José Andino, director provincial de Regulación, Fiscalización y Sanidad Vegetal y Animal.

La provincia del Neuquén finalizó esta semana la campaña 2009 de vacunación antibrucélica en bovinos, dirigida a los pequeños productores de todo el territorio y realizada con personal técnico de las distintas delegaciones regionales que posee el organismo responsable de esta tarea, esto es, el ministerio de Desarrollo Territorial.

De acuerdo con lo informado por José Andino, director provincial de Sanidad y Fiscalización de la cartera de Desarrollo Territorial, este año se llegó a más productores asistiéndose un total de 843; con un total de 6007 terneras vacunadas. Esto es, “levemente menor que la campaña 2008 debido -entre otras razones- a la menor cantidad de terneras producidas por la sequía que afectó a la región”, indicó Andino.

El funcionario calificó los resultados obtenidos en este esquema como “buenos” y señaló que “en general se avanzó porque se cubrió un territorio más amplio de productores, condición indispensable y obligatoria -la vacuna- para lograr el movimiento de los animales y el otorgamiento del DTA, el documento de tránsito animal a nivel nacional”.

Andino recordó que la vacunación “estuvo dirigida -por cuenta del Estado- hacia el estrato de productores que por su tamaño de hacienda, le es muy difícil contratar un médico veterinario. Los productores grandes cuentan con su propio profesional y realizan la vacunación bajo su cuenta y cargo”, argumentó.

Según datos del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) de junio de 2008, el stock provincial de bovinos suma 200 mil cabezas; tomando en cuenta la Zona ‘B’ libre de aftosa sin vacunación, con Chos Malal, Zapala, San Martín de los Andes, Neuquén y parte de los departamentos Confluencia, Picún Leufú y Collón Curá que son aproximadamente 196.900; y más la Zona ‘A’ libre de aftosa con vacunación que abarca el resto de Neuquén y de los departamentos Confluencia y Picún Leufú, con unos 6300.

  

Terneras vacunadas

Regional Norte

3151

Regional Centro

720

Regional Sur

1112

Regional Confluencia

1024

Total en la Provincia

6007

Productores asistidos

Regional Norte

368

Regional Centro

168

Regional Sur

164

Regional Confluencia

143

Total en la Provincia

843

Las dosis de vacuna fueron adquiridas al Banco Regional de Vacunas de la Fundación Barrera Zoofitosanitaria Patagónica (Funbapa), por medio de un acta acuerdo entre la subsecretaría de Desarrollo Económico del ministerio de Desarrollo Territorial y esta institución. La vacunación es obligatoria para todo el país, según disposición del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), por las grandes pérdidas que ocasiona la enfermedad y bajo desempeño en los rodeos.

El responsable de sanidad de la provincia detalló que “el operativo de vacunación se hace una vez por año, en terneras de tres a ocho meses de edad, ya que la brucelosis es abortiva, es decir, que estos animales están en el período riesgoso previo al inicio de la etapa reproductiva”; e indicó que “la campaña contra la brucelosis se hace en conjunto con las dos dosis contra la aftosa que recibe por año el ganado del Departamento Confluencia”.

Registro de la enfermedad en Neuquén

Las autoridades de Sanidad y Fiscalización adelantaron además, que a mediados de septiembre se iniciará -por primera vez en Neuquén- un relevamiento de esta enfermedad en todos los establecimientos ganaderos del territorio, para poder contar con un registro detallado por zonas geográficas e intensidad de la brucelosis en la provincia.

El director de Sanidad Vegetal de este organismo, Carlos Ávila, explicó que “la vacunación ante brucélica es una herramienta para el control de esta enfermedad y parte del programa para su control que posee el Senasa, destinado al movimiento de animales en el territorio argentino” y agregó que “aparte del certificado de vacunación cada productor debe contar para comercializar sus vacas con una prueba de laboratorio que certifique que esos animales son negativos a la enfermedad”.

En este sentido, Ávila puntualizó que “desde la provincia y a través del ministerio de Desarrollo Territorial, se avanzó en la ejecución de un estudio de prevalencia de la brucelosis en todo el territorio, con una metodología de muestreo ya establecida, con la compra de los insumos y, en las próximas semanas, se comenzará con estas pruebas de laboratorio -llamadas sangrado- para determinar específicamente la presencia de la enfermedad en todo Neuquén”.

Confirmó que “desde mediados de septiembre, los técnicos de la dirección de Sanidad Animal ubicados en las cuatro delegaciones regionales, comenzarán a visitar cada establecimiento productivo bovino -pequeños, grandes y hasta comunidades mapuches- para obtener una muestra y contar de esta forma y por primera vez en la provincia y en el país, con un registro del panorama real de esta enfermedad y la consecuente toma de decisiones por parte de las autoridades”.

Informó además, que esta iniciativa se lleva adelante junto con la oficina Bariloche del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), lugar donde se realizarán los análisis correspondientes luego de obtenidas las muestras de sangre. Para ello, se capacitó al personal de las delegaciones regionales que tendrá a cargo estas tareas”.

“La meta es obtener una fotografía real, un mapa de la brucelosis en el territorio neuquino” aseguró el titular de Sanidad Animal “porque -dijo- Neuquén vacuna porque lo establecen las normas nacionales en la materia pero no se cuenta con un diagnóstico de la enfermedad en los establecimientos de la provincia, con zonas geográficas bien determinadas e intensidad o ausencia de este mal sanitario”.

José Andino informó que “para que el trabajo a encarar en los próximos días sea más efectivo se iniciará una campaña de difusión a fin de que los dueños de las haciendas estén al tanto de la visita que realizarán los técnicos de las regionales.”