El ex capitán de River Plate brindó una clínica de fútbol en Afuven, acompañado por el gobernador Omar Gutiérrez y el vicegobernador Marcos Koopmann.

El gobernador Omar Gutiérrez participó de la clínica de fútbol que brindó el ex capitán de River Plate, Leonardo Ponzio, en su visita de hoy a Neuquén. También estuvo el vicegobernador Marcos Koopmann.

La actividad se desarrolló en las instalaciones de la Asociación de Fútbol de Veteranos del Neuquén (Afuven) y estuvo orientada a las categorías inferiores 2008 y 2009. También está previsto que mañana se dicte otra clínica por la tarde en el Club Unión de Zapala.

La convocatoria del futbolista forma parte del incentivo al deporte del gobierno provincial, que se refuerza con las permanentes inversiones en infraestructura.

Durante la conferencia, Gutiérrez destacó que “Leo (Ponzio) trasciende a River, es un ejemplo de un buen hombre que estuvo en las buenas y en las malas. Y contagió esfuerzo, trabajó en equipo, fue jugador, capitán y yo digo, director técnico dentro de la cancha. Él levanta la bandera del deporte y la transmite a los demás sectores. Es reconocido por todos, no se le conoce una sola jugada fuera de lugar”.

“Es un ejemplo de persona y estamos muy orgullosos.  Él es uno de los emblemas del deporte argentino, ha levantado la bandera celeste y blanca y, con coherencia, ha llevado adelante la práctica del deporte dentro y fuera la cancha”, señaló el gobernador.

Por su parte, el vicegobernador anticipó que se evalúa convocar a otros deportistas, como ya se hizo con Paula Pareto y Juan Ignacio ‘Pepe’ Sánchez. En esta línea, anticipó que en los próximos días se realizarán anuncios sobre otras personalidades que llegarán a la provincia para seguir incentivando el deporte.

“Somos hinchas del deporte y somos hinchas del fútbol”, expresó Koopmann y amplió: “Estamos generando una revolución deportiva en la provincia del Neuquén”.

“Vamos a trabajar para todos los chicos que usan el deporte como un medio de vida, un lugar donde divertirse, jugar, reírse y compartir”, completó.

A su turno, Ponzio reconoció que en el deporte “hay mucho detrás” y transmitió que más allá de la competencia, “también se pueden divertir”.

“Va por ese lado el mensaje, tratar de que los chicos entiendan que yo empecé igual que ellos con una visión, un sueño de poder jugar fútbol. Se fue dando, pero todos llevan su tiempo”, expresó.

Ponzio se sacó fotos con chicos del club, entregó remeras y respondió preguntas sobre el deporte, su vida, el rol de la familia y el estudio.