La secretaria de Ambiente afirmó el cuidado ambiental que se realiza en el río Chimehuin y dio a conocer los óptimos resultados de los muestreos realizados en la red de agua. Asimismo informaron que se proyecta una ampliación de la actual planta de tratamiento de efluentes cloacales que demandará una inversión de 16 millones de pesos.

La secretaría de Estado de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la provincia informó hoy que Junín de los Andes cuenta con un sistema de tratamiento de líquidos cloacales que asegura el cuidado ambiental del río Chimehuin, y se informó que en el último año calendario, “el 97 por ciento de las muestras efectuadas en la red de agua de esa localidad “han arrojado como resultado agua de calidad bacteriológica óptima”.

Asimismo, se informó que a raíz del crecimiento demográfico de la ciudad, la provincia proyectó la ampliación de la actual planta de tratamiento, obra que se estima demandará una inversión de unos 16 millones de pesos y se prevé ejecutar con fondos provinciales y nacionales, estos últimos a través del Ente Nacional de Obras Hídricas y Saneamiento (Enohsa).

El organismo desestimó así la denuncia efectuada por la diputada provincial Beatriz Kreitman respecto de una supuesta contaminación de ese recurso hídrico por el volcado de efluentes cloacales.

Asimismo se informó que no es posible que los líquidos tratados por la planta del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (Epas) afecten la calidad del recurso utilizado en las tomas de agua potable, dado que éstas se encuentran ubicadas a una distancia considerable aguas arriba del río Chimehuín.

Respecto del porcentaje determinado en las muestras de la red de agua, se indicó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que en el lapso de un año de muestreo exista “no menos de un 95 por ciento de muestras que arrojen como resultado agua apta para el consumo humano”. A la luz de los resultados obtenidos, el EPAS cumple con esta premisa.

No obstante, y considerando el acelerado crecimiento demográfico registrado en Junín de los Andes en los últimos años, a través del Epas la provincia culminó el proyecto técnico para la ejecución de la obra “Ampliación Planta de Tratamiento de Efluentes” y actualmente avanza en los procesos administrativos y recopilación de la documentación necesaria para la confección de los pliegos legales.

El proyecto contempla una población a servir de 23.484 habitantes y un presupuesto estimado en 16 millones de pesos, que se financiará con fondos provinciales y nacionales.

El actual sistema de tratamiento que posee el Epas en Junín de los Andes consiste en una cámara partidora para el ingreso del crudo al sistema, y tres módulos en paralelo de dos lagunas en serie cada uno, por lo cual cada serie consta de una laguna primaria que recibe el agua residual cruda y una secundaria que recoge agua sedimentada de la etapa primaria.

Las lagunas facultativas son diseñadas para remoción de DBO5, con base en una baja carga orgánica superficial que permita el desarrollo de una población algal activa. Cada laguna ronda en los 1.2 a 2.5 metros de profundidad, y para el caso de las lagunas secundarias 1.3 metros. Cada serie sobre el sistema de lagunas secundaria consta de vertederos triangulares por los cuales se producen las descargas hacia la cámara receptora de salida del líquido tratado. Los sistemas de lagunaje en paralelo-serie permiten reducir la carga orgánica del agua residual y los microorganismos patógenos.

Respecto del color verdoso intenso que presentan los líquidos en la salida del caño, los mismos se originan en gran medida en la formación algal, propio del sistema de tratamiento, de hecho cuanto más verde es la tonalidad, mejor funciona el sistema.

Se señaló también que el caño subfluvial al que se hace referencia forma parte del sistema de tratamiento, mejora la capacidad de transporte del líquido tratado y está autorizado por la dirección provincial de Recursos Hídricos y la secretaría de Ambiente y Desarrollo Sostenible.