Con la implementación de distintos recursos y estrategias pedagógicas, las y los docentes de la Modalidad Educación Jóvenes y Adultos acompañan y fortalecen las trayectorias escolares de sus estudiantes, priorizando la vinculación permanente y la contención emocional.

Al igual que en otros niveles o modalidades de enseñanza, la educación para jóvenes y adultos neuquinos que se encuentran transitando sus estudios primarios continúa en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio, mediante la puesta en marcha de distintas estrategias de intervención tras la suspensión de clases presenciales. El trabajo de las y los docentes contempla el abordaje pedagógico, pero también la contención emocional a sus estudiantes.

A esta modalidad del sistema educativo asisten estudiantes a partir de los 14 años y sin límite de edad, quienes cursan el Nivel Primario, siendo muchas veces la puerta de entrada para continuar sus estudios secundarios y realizar cursos de formación profesional que les brinden una salida laboral. También asisten jóvenes con discapacidad.

La ministra de Educación y presidenta del Consejo Provincial de Educación, Cristina Storioni destacó que desde la modalidad de Educación para Jóvenes y Adultos se trabaja en agendas que «posibiliten efectivamente que los jóvenes y adultos que no han completado la educación primaria o secundaria puedan ejercer su derecho a la educación para culminar sus trayectos y emprender nuevos proyectos de vida”.

Por su parte, Claudia Alday, directora general de Educación de Jóvenes y Adultos del CPE, explicó que “estamos trabajando con los supervisores en forma muy activa, llevando adelante el proceso educativo. Las y los docentes tienen un gran compromiso, generalmente quienes ejercen en esta modalidad de manera interina o suplente luego la elijen para titularizar. Enseñar a adultos te lleva a buscar estrategias pedagógicas para que puedan aprender y que no se sienta tanto la falta de presencialidad”.

Tras la suspensión de las clases presenciales, desde la modalidad se definieron tres líneas de trabajo: la continuidad pedagógica, la contención emocional y la difusión de información sobre el coronavirus.

En lo referente a garantizar el derecho a la educación, se diseñaron nuevas estrategias de intervención para la continuidad pedagógica, utilizando medios electrónicos, radiales y formato papel. Se trata de trayectos educativos alternativos que buscan contribuir a asegurar la igualdad de acceso y permanencia en el sistema educativo a jóvenes y adultos de las distintas zonas de la provincia.

En lo que es la educación virtual se trabaja con plataformas específicas o con Classroom, Facebook y WhatsApp. “Es un aprendizaje, para muchos adultos no es tan habitual el uso de herramientas informáticas, pero se está trabajando con mucha fluidez, acompañando los procesos, fortaleciendo lo que es necesario y hay devolución de los estudiantes”, destacó Alday.

Por otra parte, y ante la falta de acceso a la conectividad, se realizó un relevamiento de los estudiantes que se encontraban en esas condiciones para proveerles de cuadernos con actividades.

La radio, una vez más, aparece como una aliada de la educación, siendo el medio elegido por distintos establecimientos de la modalidad. Ejemplo de ello es la Escuela para Adultos N°4 de Chos Malal, donde se fortalece el proceso de enseñanza – aprendizaje mediante el proyecto radial «Escucha mi Voz”, que se emite los días miércoles por FM La Arriera, con la participación de docentes y estudiantes.

También es el caso de la Escuela para Adultos N°10 de San Martín de los Andes, con el programa “Vivir, Amar y Aprender” que se transmite por FM Del Lago.

Otras acciones

Otra de las líneas de trabajo es la contención emocional, teniendo en cuenta que parte de la matrícula de esta modalidad está integrada por adultos mayores, que en muchos casos se encuentran solos y con más dificultades para atravesar el aislamiento. En este sentido, los docentes también planificaron otro tipo de actividades para interactuar con ellos, como el envío de recetas de cocina, cuentos, poesías, adivinanzas, entre otras propuestas.

También se les brindó información sobre el coronavirus, cuidados y formas de prevención, difundiendo material gráfico elaborado desde la cartera educativa.

En la provincia funcionan establecimientos de Jóvenes y Adultos en Neuquén capital, Centenario, Plottier, Plaza Huincul, Cutral Có, Zapala, Loncopué, Piedra del Águila, Aluminé, San Martín de los Andes, Junín de los Andes, Chos Malal, Andacollo y Rincón de los Sauces. Muchos de ellos cuentan con sedes dentro de una misma ciudad o anexos en otras localidades y parajes rurales, y también se dicta esta modalidad en Centros de Formación Profesional (CFP).