Recorrió las flamantes instalaciones del Juzgado de Paz y la planta de bombeo, potabilización y distribución de agua potable, para riego e industria que abastece a Cutral Co y Plaza Huincul. También anunció el recambio de 17 kilómetros de cañería de hormigón del acueducto a Los Barreales por acero dúctil.

El gobernador Jorge Sapag visitó ayer obras en ejecución y ejecutadas en Plaza Huincul, junto al intendente Juan Carlos Giannattasio; los diputados provinciales Silvia De Otaño y Claudio Domínguez y el presidente del TSJ, Evaldo Moya.

En primer lugar recorrió las instalaciones recién inauguradas del Juzgado de Paz, ubicado frente al hospital local entre calles Pincheira y Scheiberd y luego se dirigió hasta la planta de bombeo, potabilización y distribución del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) ubicada en Cutral Co y que abastece a ambas localidades.

Fue allí en donde el gobernador destacó que “el tema del agua en la comarca petrolera es un tema que está calando muy pero muy profundo en cada casa, en cada hogar, y esta obra está casi terminada y representa una solución estructural definitiva y también histórica buscada por las dos ciudades, por Cutral Co y Plaza Huincul, a lo largo de la historia”.

Sapag recalcó que “se trata de una obra que bombea el agua desde el lago Los Barreales y llega hasta aquí, hasta esta planta de potabilización y distribución después de recorrer 49 kilómetros de longitud y bombear el líquido elemento desde una altura de 270 metros, con dos bombas de 1.600 caballos de fuerza que no existen -instaladas- en ningún acueducto de la República Argentina y por eso siempre digo que se trata de una obra única en el país”.

Desde el tanque de abastecimiento, simbólicamente llamado copa de Cutral Co, el gobernador detalló que “este acueducto aporta alrededor de 600 mil litros de agua potable por hora, de forma manual por el momento –dijo- pero que en breve se manejará por telecomandos, equipos de alta tecnología fabricados en Mendoza y que en estos momentos se están instalando”, y agregó que “al estar telecomandados será muy importante para evitar que si hay un corte de luz, el agua vuelva, estableciéndose mecanismos de corte automático”.

Luego sostuvo que “aquí estamos en un lugar en el cual los municipios de Plaza Huincul y Cutral Co invirtieron fondos municipales para concretar tareas de filtrado, esto es, la instalación de seis filtros que permiten captar las arenas que vienen desde el embalse Los Barreales; aquí se le agrega el sulfato de aluminio y se clora el agua para que llegue en condiciones de potabilidad a los domicilios de los vecinos de estas dos ciudades”.

“Estos 600 mil litros de agua por hora representan llenar con mil litros diarios los tanques de 14.400 casas, hogares de esta comarca petrolera” subrayó el gobernador y destacó que “se trata de un volumen muy importante que se suma a la capacidad que el viejo acueducto de 34 kilómetros está bombeando y que alcanza 1.600.000 litros de agua por hora, porque está bombeando a dos tercios de su capacidad, a raíz de las constantes roturas de caños”.

Fue en este contexto en el cual el mandatario provincial anunció que “hemos decidido y dispuesto los fondos para hacer el recambio de 17 kilómetros de cañería de hormigón del acueducto que viene de Los Barreales, que recurrentemente se está rompiendo, por acero dúctil que se trae de China. Ahora necesitamos los tiempos de la importación y mientras tanto el EPAS comprará las cañerías y otros elementos electromecánicos, y se instalarán cuando tengamos los materiales aquí en Argentina”.

Luego de calificar a este hecho como “un momento histórico para la provincia de Neuquén y para estas dos ciudades”, Sapag indicó que “aquí se está abasteciendo de agua no sólo a los domicilios, sino también, para el riego de las chacras y áreas productivas y para el polo industrial, puesto que sabemos bien que la Planta de Metanol consume mucha agua, al igual que las destilerías. Por lo tanto, el agua cruda para todo lo que es Parque Industrial está asegurada”.

Por último, manifestó que con estas dos obras “los problemas de la comarca serán una historia”; e indicó que “es por ello que hoy estamos muy contentos y felices, aunque las tareas todavía estén en período de prueba”.