Esta tercera charla será el sábado a las 20 en la sala Alicia Fernández Rego, con entrada libre y gratuita. Se titula ‘La música de guitarra y acordeón desde las comunidades mapuches, una tradición’ y estará a cargo de la investigadora Claudia Saravia Páez.

La subsecretaría de Cultura organiza e invita al ciclo de Música Campesina, que se desarrollará este sábado a las 20 en la sala Alicia Fernández Rego, ubicada en Vuelta de Obligado 50 de Neuquén capital, con entrada libre y gratuita.

Esta tercera charla se titula ‘La música de guitarra y acordeón desde las comunidades mapuches, una tradición’ y estará a cargo de la investigadora independiente y gestora cultural Claudia Saravia Páez. La charla tendrá como invitados a Juan Juvencio y a Caí Cal, músicos campesinos de la comunidad mapuche Millain Currical de Pichaihue.

Esta estudiosa transita la zona norte del Neuquén con visitas, entrevistas y estadías en casas de la comunidad campesina desde hace varios años. Ha explorado y experimentado situaciones en las que la música campesina tiene lugar. Durante tres años participó en fiestas de santo y entrevistó sobre todo a mujeres campesinas entre 75 y 95 años, a fin de vincular la cultura campesina y su expresión musical.

Este proceso de investigación sobre contextos de la música campesina generó nuevos conocimientos como linajes de canto o repertorios de familia; además de un movimiento de mediación de la música campesina y formación de audiencia, junto con estrategias de revitalización de la expresión popular a través de la congregación de las y los cultores, estudiosos, artistas y gestores culturales en el primer encuentro regional de la música campesina, realizado recientemente en Chos Malal.

Según expresó Saravia Páez acerca de esta próxima charla, se trata de “profundizar el compromiso con la difusión de la música campesina en el Alto Valle, abriendo otra instancia de reflexión sobre la construcción de la identidad cultural en el interior neuquino, su tradición musical, los rasgos lingüísticos originarios que aún sobreviven en la expresión musical campesina, dando cuenta de una interculturalidad silenciada”.