La propuesta busca indagar en la historia de las escuelas primarias, mostrando los inicios de la educación en Neuquén. La actividad se realizará el próximo jueves a las 11 vía Zoom.

Como parte del ciclo Historia Cultural del Neuquén, el ministerio de las Culturas invita a participar del segundo conversatorio virtual de la serie Historia de las Escuelas en Neuquén, a realizarse el próximo jueves 17 de junio a las 11 vía Zoom.

La propuesta busca indagar en la historia de las escuelas primarias, mostrando los inicios de la educación en el Territorio Nacional del Neuquén; la fundación de los primeros establecimientos; el paso de la órbita territoriana a la provincial; y la erradicación definitiva de las “escuelas rancho”, entre otros temas.

Con una serie de documentos e imágenes de época se presentan aspectos propios de la historia local y del patrimonio histórico provincial. Este segundo encuentro se titula “La ruta de maestros y maestras en Neuquén” y los interesados en participar deben inscribirse al mail: casamuseodegregorio@gmail.com

La ruta de maestros y maestras

El conversatorio contará con la participación de Elva Saddi, de Zapala, maestra jubilada responsable en la década de 1980 de distintas escuelas rurales de Neuquén; y con Isidro Belver, representante del norte neuquino, maestro, director de escuela, historiador y ex funcionario del Consejo Provincial de Educación del Neuquén (CPE).

“Los maestros rurales logramos que se abran rutas y caminos para acceder a las escuelas, y con ellos vino luego la electricidad y las comunicaciones”, comentó Saddi.

Su primer trabajo en la provincia fue en la Escuela Rural Nº 54 “La Patagonia”, adonde llegó luego de un largo viaje que incluyó el cruce de un río a caballo. “Ya era de noche y por suerte había luz de luna, pero me advirtieron que cerrara los ojos al cruzar porque la luz reflejada en el agua produce mareos y me podía caer del caballo. La curiosidad me hizo abrir los ojos y casi caigo del caballo antes de llegar a destino”, recordó.

Tiempo más tarde trabajó en la Escuela Rural Nº 251 en Laguna Auquinco y allí comenzó a gestionar demandas de necesidades básicas, como acercar una vertiente de agua cercana o el servicio de luz, para lo cual el EPEN instaló una micro central hidroeléctrica en agosto de 1985. “Los pobladores estaban muy entusiasmados porque iban a poder usar heladera o plancha para la ropa”, comentó Saddi.

Rememoró que en la Escuela Albergue Nº 331 de Caepe Malal “también logramos que llevaran el servicio de agua potable y de la luz eléctrica para la zona, y fue muy significativo cuando accedimos a la primera televisión, pero lo más importante fue que gestionamos un puente para que los chicos pasen de una margen del río a la otra para poder venir a la escuela cuando el río crecía ya que se hacía imposible cruzarlo y se perdían clases”.