Se trata de un proyecto que incorpora módulos de riego por goteo subterráneo para cultivo forrajero.

El gobierno de la provincia del Neuquén prevé un proyecto destinado al mejoramiento ganadero mediante incorporación de módulos de riego por goteo subterráneo para cultivo forrajero. Su implementación requiere una inversión total de 1.286.000 pesos, de los cuales 900.000 pesos serán aportes no reembolsables del Consejo Federal de Ciencia y Tecnología (Cofecyt).

Así lo informó la secretaría del COPADE, autoridad provincial de ciencia y tecnología, tras recibir esta semana la resolución del Cofecyt anunciando el envío de los fondos correspondientes a la línea Proyectos Federales de Innovación Productiva (PFIP), tras haber avalado la presentación de dicha iniciativa, impulsada desde la subsecretaría de Producción de la provincia.

“Se trata de un proyecto que completa lo que se viene desarrollando en el marco del Programa de Dinamización Forrajera que se lleva adelante desde diferentes áreas del ministerio de Producción e Industria y que ha sumado a la producción durante 2018, 280 hectáreas nuevas, sembradas con especies forrajeras como alfalfa, mijo, vicia, raigas y festuca”, indicó la subsecretaria de Producción, Amalia Sapag.

El objetivo general del mismo es aumentar la superficie bajo riego de manera eficiente y duradera mediante el desarrollo y la implementación de un sistema de riego presurizado -denominado Riego por Goteo Subterráneo (RGS)- como alternativa a la limitante natural que se presenta en la región: aridez del ambiente regional y consecuente poca disponibilidad de agua para riego.

Los destinatarios de este proyecto son Asociaciones de Fomento Rural, comisiones de fomento, municipios y productores ganaderos independientes que incorporan la tecnología en su producción y son responsables de efectuarle control, mantenimiento y seguimiento, así como también la dirección de Forrajes, la dirección de Agricultura y Ganadería y su sistema de Agencias y Regionales.

Las actividades que pretenden realizar como parte de este proyecto se desarrollarán en tres etapas. La primera implica la selección de destinatarios y ambientes, es decir, definir el sitio que reúna todas las características necesarias, de acuerdo con las investigaciones realizadas por la entidad beneficiaria acerca de los requerimientos para implementar la tecnología (análisis de suelo y disponibilidad de agua para el riego). Para ello se realizará un relevamiento.

Una vez definidos los destinatarios para implementar el riego por goteo subterráneo se incorporará el equipamiento tecnológico necesario y se realizarán las capacitaciones en instalaciones y uso.

La etapa dos incluirá las tareas de seguimiento de las parcelas productivas y toma de datos productivos; medición de la efectividad de la tecnología implementada; análisis comparativo del RGS versus el sistema de riego tradicional y la difusión y transferencia de los resultados obtenidos mediante la realización de talleres.

Durante la última etapa se prevé identificar nuevos sitios/beneficiarios; efectuar relevamiento y selección de sitios y productores donde replicar la tecnología incorporada y dimensionamiento de los sistemas de riego a implementar. Asimismo, se contempla la realización de un programa de capacitación que estará destinado, por un lado, a técnicos de la dirección de Forrajes en lo referente a la implementación de tecnología de RGS y, por el otro, a productores agropecuarios interesados en conocer los beneficios de esta nueva tecnología, su forma de uso, instalación y mantenimiento.