La fecha fue establecida mediante la Ley N° 27.491 de Control de Enfermedades Prevenibles por Vacunación, promulgada en diciembre de 2018.

La vacunación es una tarea de prevención altamente efectiva, un bien social, gratuito y equitativo, que el Sistema Público de Salud garantiza para todas las etapas de la vida.
Una acción fundamental que los vacunadores y vacunadoras de la provincia llevan adelante con compromiso, pasión y dedicación, algo de lo que María Alejandra Vázquez puede dar cuenta. Licenciada en Enfermería, con nueve años de experiencia y trabajo en el Sistema de Salud de la provincia, relata desde San Martín de los Andes loque significa esta importante tarea para toda la comunidad.

“San Martín de los Andes es bastante particular”, explica Alejandra, al tiempo que aclara que no solo las enfermeras y enfermeros son quienes llevan adelante la vacunación sino que también tienen de compañeros y compañeras de equipo a las y los agentes sanitarios que cumplen un gran rol en esta tarea.

“Llegar a ciertos lugares es bastante complicado, hay nieve, ahora en invierno hay lugares a los que no se puede llegar, hay personas aisladas. Hay otros lugares donde tenés que transitar o transportarte con la lancha, que te lleva Prefectura, porque por vía terrestre no podés llegar, al menos que sea a caballo. Hay muchos que van en moto a vacunar”, describe sobre el trabajo que realizan sus colegas.

“Nosotros acá en el centro, lo que es el vacunatorio y los centros de salud, tratamos de captar a la mayor cantidad de población posible. Incluso vamos a los jardines, a las escuelas, a las casas, hacemos vacunación en los hogares, hacemos monitoreo como para recaptar”, enumera Alejandra sobre las estrategias de vacunación que llevan a cabo en la localidad, las cuales se replican a lo largo y ancho del territorio neuquino como parte de las políticas sanitarias impulsadas por el Ministerio de Salud de la provincia.

En este sentido, respecto de la función fundamental que cumplen los vacunadores y vacunadoras, expresa que cree que hoy, a raíz de la pandemia, cobró otra relevancia para la población. “Creo que la comunidad y todos nos hemos empapado bastante de lo que es la vacunación. Es como que todo el mundo pensaba que las vacunas eran para los chiquitos y hay muchas vacunas que son incluso para adultos”, afirma Alejandra.

“Para nosotros está bueno porque la gente se va interiorizando un poquito más de cada cosa, es como que la vacuna en sí cobró mucha importancia, que en realidad siempre la tuvo, y como que ahora la gente está tomando conciencia de eso. Es buenísimo”, indica con alegría.

Para finalizar y a modo de invitación, Alejandra recuerda que es importante asesorarse bien, informarse acerca de las distintas vacunas, no solamente las de COVID-19, sino también de las del Calendario Nacional. “Invitarlos a que se sumen (a la vacunación), que vengan y si tienen dudas que se acerquen y consulten. Acá estamos para despejar todas las dudas que tengan”, concluye.

Las vacunas constituyen una de las medidas sanitarias que mayor beneficio ha producido y sigue produciendo a la humanidad. Previenen enfermedades que antes causaban grandes epidemias, secuelas y muertes. Además, benefician tanto a las personas vacunadas como a las personas no vacunadas y a otras que pueden ser susceptibles y viven en su entorno.