Podrá fabricar diferentes medicamentos destinados tanto a pacientes pediátricos como adultos y proveérselos a otros hospitales.

El Laboratorio del Servicio de Farmacia del Hospital Provincial Neuquén “Dr. Eduardo Castro Rendón” obtuvo la habilitación definitiva del área de Fiscalización Farmacéutica de la Subsecretaría de Salud y podrá fabricar medicamentos para pacientes adultos y pediátricos. Además, podrá proveer a otros hospitales.

Amanda Ramat, jefa del servicio de Farmacia del Hospital Provincial Neuquén, se mostró sumamente feliz por la habilitación. “Esto es un logro que veníamos persiguiendo desde hace varios años”, dijo y explicó que contaban con una habilitación provisoria, pero a partir de este mes tienen la definitiva.

Recordó que con el ingreso de la farmacéutica Alicia Miranda, referente de farmacia y a cargo del laboratorio, “tomó un gran impulso la posibilidad de tener un laboratorio propio” dada su trayectoria y capacitación. “En primera instancia debimos acomodar el espacio físico, ver los requerimientos estructurales, lo que Fiscalización Farmacéutica nos solicitaba y, de a poco, fuimos logrando que esto se concretara”, detalló Ramat.

Comentó que “nuestra farmacia es de máxima complejidad y contar con el laboratorio nos llena de orgullo, porque tenemos mucha necesidad de pequeñas dosis para pacientes neonatos o pediátricos que en el comercio no hay. Ahora sí, tenemos la posibilidad de prepararlos en nuestro laboratorio de magistrales”.

El Laboratorio del Servicio de Farmacia del Hospital Provincial Neuquén “Dr. Eduardo Castro Rendón” obtuvo la habilitación definitiva del área de Fiscalización Farmacéutica de la Subsecretaría de Salud y podrá fabricar medicamentos para pacientes adultos y pediátricos.

Consideró que “esto no tiene límites: empezamos con algo pequeño y vamos a seguir creciendo, porque además tenemos la posibilidad de capacitarnos y vamos a seguir ampliando nuestro ámbito. Estamos felices.”

Por su parte la farmacéutica Alicia Miranda indicó que “nuestro hospital es de alta complejidad y el laboratorio está acorde a lo que se necesita”. A modo de ejemplo mencionó que uno de los servicios que atienden es Pediatría y vieron la necesidad de proveer a los pacientes pediátricos y neonatológicos de medicamentos que la industria farmacéutica no realiza, “porque se hacen para adultos, pero no se hacen para niños o bebés, esto es a nivel mundial”.

“El servicio de farmacia no contaba con este laboratorio. Nos aprobaron. Nos compraron las drogas e insumos para poder hacer los preparados que necesitan los pequeños”, informó la farmacéutica y agregó que “en realidad podemos hacer para todos los pacientes, pero en este momento nos estamos abocando a los pediátricos por la falta de medicación de este tipo”.

El laboratorio se inició en 2018 y cobró relevancia durante la pandemia, ya que se agudizó la preparación de alcohol en gel para todo el hospital: Llegaron a preparar entre 300 y 400 litros por semana.

Con la habilitación definitiva, podrán preparar fórmulas pediátricas y para adultos, tanto en gotas como jarabes o cápsulas. Al respecto Miranda destacó que “el Colegio Farmacéutico de la provincia nos donó una encapsuladora y podemos hacer 120 cápsulas por vez, esto es de mucha utilidad”.

Para desarrollar el trabajo en el laboratorio y poder fabricar los medicamentos cuentan con un manual de buenas prácticas, uno de procedimiento y un vademécum. “Estamos incluidos en el grupo de farmacéuticos hospitalarios nacional y a través de ese grupo nos vamos retroalimentando, capacitando, estamos asociados a varias páginas internacionales y eso nos da también un nivel de trabajo acorde a nuestro hospital de alta complejidad”.

Trabajo en el área

El plantel de trabajo en el laboratorio está integrado por un farmacéutico y un auxiliar. También desde el servicio, que trabaja de mañana y de tarde se atienden: el área de pacientes ambulatorios con farmacéuticos y auxiliares; internación con un farmacéutico referente y auxiliares; en oncología donde farmacéuticos preparan los fármacos para ser administrados en internación o en el área de hospital de día pediátricos y adultos; en farmacia se fraccionan antibióticos y otros medicamentos bajo cabina de flujo laminar y se realizan preparaciones generales, medicamentos para el VIH y para pacientes trasplantados. Los profesionales que trabajan en el servicio se encuentran capacitándose en forma continua. Además, en el área hay tres residentes que están cursando la especialización.