El gobernador encabezó el acto de entrega de las unidades, que fueron posibles gracias a un fideicomiso propuesto por la entidad bancaria provincial y en el que también participan la ADUS y el IPVU.

El gobernador Omar Gutiérrez encabezó esta tarde el acto de inauguración de 48 viviendas ubicadas en Pringles y Sargento Cabral de la ciudad de Neuquén. Se trata del Complejo Pringles, un conglomerado habitacional compuesto por dos torres de edificios que poseen planta baja y tres pisos. La obra demandó un presupuesto de 237 millones de pesos.

De la ceremonia también participaron los presidentes del Banco Provincia del Neuquén (BPN), Marcos Koopmann y de la Agencia de Desarrollo Urbano Sustentable (ADUS) y el Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU), Marcelo Sampablo; además de las familias propietarias de las viviendas.

Gutiérrez destacó que “esto permite estimular, fortalecer y propiciar” la construcción, que “es una de las actividades económicas más solidarias, porque replica e impacta en los distintos sectores económicos”.

La construcción comenzó en marzo de 2018, para lo cual se otorgaron créditos hipotecarios a un plazo de 30 años. Para materializar el proyecto, el BPN propuso la creación de un fideicomiso que permitió combinar los aportes privados de cada beneficiario, junto con la asistencia crediticia del banco, la administración fiduciaria de la ADUS y la disposición de un terreno por parte del IPVU.

En su discurso, el gobernador felicitó a “los organismos que han hecho posible que, a través de una operatoria nueva de esfuerzos compartidos, hoy sean realidad estas 48 viviendas”, y señaló que la intención es “replicar esta operatoria”.

También felicitó a las 48 familias y les dijo que “vamos a seguir acompañándolos para enfrentar estas crisis cíclicas y recurrentes que transitamos en el ámbito macroeconómico del país”. Agregó que “hay que generar los mecanismos para acompañar, estimular y recuperar -entre otros factores decisivos- el consumo interno”.

“El país no tiene en este momento grandes propuestas que se estén ejecutando en materia de cédulas hipotecarias o financiamiento para que se pueda acceder a cambiar una cuota alquiler por una cuota préstamo, y así pagar mensualmente una inversión en algo que les va a quedar de por vida”, indicó el mandatario.

Gutiérrez destacó que “esto permite estimular, fortalecer y propiciar” la construcción, que “es una de las actividades económicas más solidarias, porque replica e impacta en los distintos sectores económicos”.

Recalcó que se trata de la primera operatoria de este tipo que se concluye en el país y adelantó que se está trabajando “en la constitución de un nuevo instrumento que nos permitiría multiplicar y acelerar el desarrollo de más viviendas”. Expresó que para esa nueva modalidad “también estamos primeros en la línea de largada del país, pero la situación que se ha generado ha impedido que se pueda avanzar. Desde el gobierno ratifico nuestra máxima decisión de avanzar en la concreción y la constitución de ese fondo, que va a permitir construir viviendas para el estrato social medio de la sociedad”.

Gutiérrez encabezó esta tarde el acto de inauguración de 48 viviendas ubicadas en Pringles y Sargento Cabral de la ciudad de Neuquén.

Por su parte, Koopmann agradeció a todos los presentes “por acompañarnos en esta tarde tan importante para estas 48 familias, que empezarán a vivir el sueño de la vivienda propia”.

Señaló que las viviendas “se hacen a través de un nuevo modelo de financiamiento de fideicomiso” y destacó que “es el primero que se desarrolla en el país”.

“Este es un modelo que funcionó bien y ya proyectamos una iniciativa de viviendas similar para las localidades de Centenario, Aluminé, San Martín de los Andes, Zapala y Neuquén”, concluyó el presidente del BPN.

Finalmente, Sampablo señaló que “es un hito estar hoy inaugurando estas viviendas, porque para ejecutarlas hubo un esfuerzo muy grande de los fiduciantes y de los beneficiarios”.

Agregó que “cuando uno ve como quedaron los departamentos, en una buena ubicación, con una densidad media que es lo que hay que hacer con las ciudades modernas, le da mucha satisfacción”. Además, agradeció especialmente al equipo del BPN, ADUS e IPVU y a todos los que aportaron para que estas viviendas puedan ser materializadas.

El fideicomiso y las viviendas

La articulación de las tres instituciones públicas fue un factor clave para la concreción del proyecto, en el que el IPVU puso a disposición un terreno a un valor inferior al del mercado, la ADUS aportó su experiencia en materia de construcción de viviendas y el BPN sumó el financiamiento.

Las viviendas cuentan con una superficie de 58 metros cuadrados, dos habitaciones, un baño, living comedor y cocina. Además, cada unidad cuenta con instalaciones incluidas como mesada y bajo mesada, grifería, placares y artefactos de gas instalados. El complejo incluye cochera semi cubierta con portón automatizado y un ascensor de cuatro paradas.

Las viviendas cuentan con una superficie de 58 metros cuadrados, dos habitaciones, un baño, living comedor y cocina.