Autoridades del gobierno provincial y municipal, de la Universidad Nacional del Comahue,  representantes de  la Asamblea por los Derechos Humanos y de diferentes organizaciones civiles participaron del acto por el Día Nacional de la Memoria, por la Verdad y la Justicia.

El gobernador Omar Gutiérrez participó del acto por el Día Nacional de la Memoria, por la Verdad y la Justicia, oportunidad en que agradeció y reconoció las palabras de cada uno de los presentes, y valoró las acciones que desde distintos sectores permitieron “avanzar hacia la verdad y la justicia”.

Gutiérrez reconoció las acciones de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, y también, a Jaime de Nevares: “Estamos acá gracias a esas mujeres y a un hombre que cuando todas las estructuras, todos los espacios se cerraron, él abrió la puerta de la Iglesia;  un hombre nuestro  que tendió la mano y de ese espacio pudimos ir construyendo esta defensa. Nuestro eterno agradecimiento a él”.

Aprovechó para agradecer y destacar “la valentía” de las personas y organizaciones que declararon en los juicios y que permitieron avanzar en el proceso de verdad y justicia, y “gracias a la tarea colectiva de ustedes, se nos reconoció a Neuquén como capital de los Derechos Humanos”, sostuvo y reiteró “Nunca más”.

 

“Es importante que hoy estemos acá; que nos veamos y en vez de hacer un viaje, hoy estemos acá, recordando”, indicó.

“Estamos acá para seguir diciendo nunca más. Y claro que sí, que tenemos que aprender de lo que pasó, por eso este año, en el cual se cumplen 46 años de la dictadura militar, del golpe militar que bombardeó de nuestros derechos en el 76, pero también recordar que este año, el 2 de abril,  se cumplen 40 años de la guerra de nuestras Malvinas” acotó.

Aprovechó para destacar la creación y puesta en marcha en la provincia de espacios de debate, como los ministerios de Ciudadanía, de Mujeres y Diversidad, entre otros organismos” de participación, debate, liderazgo y de conducción de procesos de transformación”.

Celebró la sanción de la ley 3330 por parte de la Legislatura del Neuquén, que “marca un antes y un después en el desarrollo de más justicia social, de igualdad de oportunidades en el marco de lo que hoy en Neuquén es pionero en la economía del conocimiento, economía verde, innovación, ciencia y tecnología, y en un salto cualitativo y cuantitativo en el desarrollo de la provincia del Neuquén”.

Estuvieron presentes el ministro de Gobierno y Educación, Osvaldo Llancafilo; las ministras de Salud, Andrea Peve; de Mujeres y Diversidad, María Eugenia Ferraresso de Mujeres; de Niñez, Adolescencia, Juventud y Ciudadanía, Sofía Sanucci; la subsecretaria de Derechos Humanos de la provincia, Alicia Comelli; el intendente Mariano Gaido; la presidenta del Concejo Deliberante, Claudia Argumero; el rector de la UNCo, Gustavo Crisafulli; David Lugones y Raúl Radonich, ex detenidos en La Escuelita, entre otros.

El acto se desarrolló en intersección de J.J. Lastra y Chaco, el sitio de señalamiento del centro clandestino de detención “La Escuelita” que durante la dictadura militar funcionó en el predio del Batallón de Ingenieros en Construcciones 181.

Alicia Comelli agradeció a todos los presentes, al gobierno provincial y al gobierno municipal y explicó que “en ese compromiso, desde que el gobernador (Omar Gutiérrez) planteó el Plan Quinquenal, ya se hablaba de poner en valor el predio donde funcionó La Escuelita, pero quiero rescatar con satisfacción logros como fueron los juicios por la Verdad, la posibilidad de visibilizar, además de los tormentos y torturas, lo que fue la violencia de género, contra la integridad sexual de las mujeres detenidas y desaparecidas, y se lo tomó como un delito autónomo, y así quedó reflejado en las condenas”.

Noemí Labrune, de la Asamblea por los Derechos Humanos,  expresó “son muy importantes estas reuniones para recordar lo que pasó  y cuando estas reuniones se hacen con los funcionarios del gobierno, del poder judicial, tienen otro valor;  la memoria es para atrás y  es para adelante”, y agregó “la memoria nos tiene que decir que hay  un compromiso de todos nosotros por aquellas personas que fueron masacradas, víctimas, y para que algo cambie en nuestro país, en nuestra provincia y en nuestra ciudad y al lado nuestro”.

Por su parte, Llancafilo indicó que “tenemos la responsabilidad como funcionarios públicos y tenemos la responsabilidad como aquellos que buscamos esos ideales; pudieron matar a una generación de hombres y mujeres hace 46 años, pero no mataron sus ideales; muchos de nosotros, muchas de las que están acá presente, tenemos un legado”. Agregó que, entre muchas acciones previstas con otros organismos del estado, se está iniciando el proceso de digitalización de los documentos históricos.