El mandatario aseguró que “la escuela es el segundo ámbito de contención social y es imperioso su apertura para enfrentar las consecuencias que ha generado la pandemia en nuestros niños y niñas”.

“El inicio de clases presenciales el 3 de marzo, está firmado y escrito”, dijo el gobernador de la provincia del Neuquén, Omar Gutiérrez, y agregó que “requiere del máximo esfuerzo de todos los sectores”.

También se refirió a la compensación extraordinaria para los trabajadores del sector. “Ustedes saben que en el debate no hubo acuerdo con la representación sindical y no obstante ello, llevamos adelante el pago en tiempo y forma de la contraprestación extraordinaria por conectividad digital que acordamos”, sostuvo y agregó: “Fue rechazada por la conducción sindical, pero la Provincia la aprobó y la pagó”.

El gobernador, en la conferencia que compartió con el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, y la ministra de Educación de la provincia, Cristina Storioni, agregó: “Las clases comienzan el 3, pero deben continuar el 4, el 5, el 6… No hagamos una discusión solamente en torno al día 3, porque la educación debe ser continua y permanente, por eso hemos convocado con la debida antelación y anticipación, para el día 5 de febrero a la representación de los trabajadores y las trabajadoras de la Educación”.

Durante el encuentro que tuvo lugar en Casa de Gobierno, Gutiérrez indicó que, sin lugar a dudas, el diálogo debe hacer hincapié “en la centralidad del tránsito educativo” y “hemos de contar con el compromiso del personal docente y no docente, para escuchar a nuestros niños y niñas”.

Gutiérrez puso de relieve “la necesidad y la importancia de hacer el máximo esfuerzo” para que “comiencen las clases de manera presencial no sólo en la provincia de Neuquén sino en todas las provincias”. Se refirió, con ello, a “todos los que estamos involucrados y tenemos responsabilidad como actores, en el desarrollo del tránsito de la comunidad educativa”.

Del mismo modo subrayó “la importancia y la necesidad de abrir la segunda casa de nuestros niños y niñas que es la escuela, para recibirlos y para escucharlos”, porque “durante un año no han podido encontrarse con amigos, maestras, personal docente y no docente y están necesitando entonces esta vuelta a la escuela”.

“Nos necesitan y en ese sentido estamos y vamos a realizar los máximos esfuerzos, para que nuestras escuelas estén abiertas” respetando, por supuesto, “los protocolos” sanitarios, dijo Gutiérrez y destacó que el regreso progresivo y la presencialidad alternada van a permitir que “la comunidad educativa vuelva a la escuela”.

Por su parte, Trotta destacó las acciones educativas encaradas por el gobierno de Neuquén y expresó que “más allá de las obras importantes que venimos trabajando en forma articulada, estamos acá para reafirmar el compromiso del Gobierno Nacional de garantizar el inicio del ciclo lectivo 2021 en todo el territorio nacional, garantizando una presencialidad cuidada”.

“La presencialidad segura se relaciona con la aplicación de los protocolos vigentes desde julio del año pasado, basado en el distanciamiento físico, el uso de tapabocas, la correcta ventilación y las medidas de higiene”, dijo Trotta.

Se refirió, además, a la Universidad Nacional del Comahue (UNCo), y reconoció el rol regional de esta casa de altos estudios que sufrió en la gestión anterior un fuerte proceso de desinversión educativa y de discriminación en la distribución de recursos.