La actividad de hoy está dirigida al sector privado y se extenderá hasta las 18 horas en el auditorio del Centro Pyme ADENEU de esta capital.

Se desarrolla hoy en la ciudad de Neuquén el último día de las Jornadas por el Emprendimiento y la Innovación. La actividad consta de un taller dirigido  a emprendedores de la región, organizado por el gobierno de la provincia,  a través de la Secretaría de Planificación y Acción para el Desarrollo (COPADE) y el Centro Pyme-ADENEU, con el financiamiento del Consejo Federal de Inversiones.

Las charlas están a cargo de los consultores colombianos, Hugo Chvatal y Karin Forero, y en esta oportunidad se dictaron en dos sedes: la primera tuvo lugar en San Martín de los Andes y la segunda en Neuquén Capital.

En la ciudad lacustre las actividades implicaron la participación de autoridades municipales, representantes de la agencia de desarrollo económico local -de quien depende la incubadora Emprender- e integrantes del sector privado que componen el ecosistema emprendedor.

En la capital provincial, las actividades se concentraron el miércoles en la sede del COPADE y estuvieron destinadas a técnicos de diversos organismos provinciales que trabajan en temas vinculados al emprendimiento y la innovación. Hoy, en tanto, las actividades se enfocarán en el sector privado y se extenderán hasta las 18 horas en el auditorio del Centro PyME-ADENEU.

Los asistentes fueron recibidos esta mañana por el gerente Facundo López Raggi quien agradeció la participación de los privados durante las jornadas y mencionó la reciente sanción en el Senado de la ley de «Apoyo al capital emprendedor», con la que el Gobierno de la Nación busca facilitar la constitución, promoción y el crecimiento de pequeñas empresas. “Veremos cómo se reglamenta y cómo la podemos instrumentar en nuestra provincia”, adelantó.

La actividad se desarrolló en el auditorio del Centro Pyme ADENEU de esta capital.

Forero trabaja para el gobierno nacional de Colombia en una entidad de formación técnica para los emprendedores en el centro de ese país. “Nos concentrarnos en área metropolitana de la capital y hacemos un acompañamiento a emprendedores y empresarios desde la ruralidad”, indicó.

El primer contacto con la provincia del Neuquén lo tuvo el año pasado, durante una visita que realizara la delegación provincial que asistió a un evento de promoción turística e incluyó en la agenda una serie de reuniones con organizaciones enfocadas en el fortalecimiento del ecosistema emprendedor.

“La historia de Colombia no ha sido fácil y sus procesos económicos se han visto muy afectados por eso, pero hemos salido adelante. Hace dos años Medellín recibió el premio como la ciudad más innovadora del mundo en medio de esta situación de violencia”, comentó. Al ser consultada sobre cómo lograron esa distinción, explicó que “el proceso de innovación lo hacemos en base a un ecosistema donde están todos los actores comprometidos. No es de un área de gobierno, sino que es (estar) sentados en una mesa conscientemente, tener una visión de futuro para el territorio. Empresas privadas, gobiernos provinciales, municipales y comunidad, comprometidos en jalonar esos procesos”.

Chvatal es consultor independiente que trabaja con una empresa norteamericana en apoyo a grandes corporaciones en procesos de innovación, acompaña a la incubadora de empresas de base tecnológica de Medellín y al ecosistema de emprendimiento e innovación de esa ciudad colombiana.  “La incubadora hoy se llama Créame. Nació como una entidad pública que rápidamente varió a una forma mixta –recordó- (…) Con una participación de la academia, lo público y lo privado se logró establecer unas condiciones de gobernabilidad y que las políticas públicas que permitieron su creación se mantuvieran en una línea razonable con lo establecido”.

En el taller realizado el miércoles con técnicos provinciales, Chvatal insistió en la importancia de definir una línea de trabajo que perdure en el tiempo como hicieron en los últimos 21 años en la incubadora de Medellín, que “siempre ha buscado un mismo objetivo, con un mismo tipo de comportamiento, privilegiar los proyectos, las acciones” y comentó que el resultado ha sido tal que les ha permitido posicionarse como referente en América Latina.

“La mayoría de los emprendedores tienen que aceptar al principio cualquier tipo de proyectos, demandas y clientes. Pero a medida que se genera una dinámica económica que te da cierta sustentabilidad tienes que empezar a buscar una especialización, porque si no no vas a tener una ventaja competitiva. Se busca que realmente lo que hagamos, lo hagamos tan bien que seamos reconocidos y podamos cobrar un valor significativo por esa especialización”, dijo.

Sobre el ecosistema emprendedor de San Martín de los Andes, Forero destacó el equipo de trabajo conformado a nivel local y opinó que es resultado también de lo que se ha trabajado a escala provincial en materia de planificación, producción y turismo.

Por último Chvatal reconoció que “el proceso de emprendimiento e innovación hasta ahora sigue siendo en el mundo de ensayo y error. Desde el punto de vista de lo que eso impone como restricción y riesgo, se han venido adoptando universalmente unas prácticas que nacieron de la cultura japonesa y posteriormente fueron aplicadas en la industria del desarrollo del software. Se denominan metodologías ágiles y básicamente lo que buscan es que el error también salga rápido para poder corregirlo”.

 

La actividad consta de un taller dirigido a emprendedores de la región.