Explican los alcances de la emergencia sanitaria para erradicar la mosca de los frutos

abril 16, 2009

La medida se ejecutará en un radio de 7,2 kilómetros en torno del punto detectado. El resto de la región patagónica mantiene su estatus de área libre de la plaga.

Frutales

Luego de detectar la presencia de una muestra larvada de mosca de los frutos en la zona de General Roca (Río Negro), el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), declaró la emergencia fitosanitaria, que se ejecutará en un radio de 7,2 kilómetros en torno del punto detectado. Aun así, la región patagónica mantiene su estatus de área libre de la plaga.

El director general de Sanidad Vegetal, Mariano Bondoni, expuso los alcances de la Disposición 01/09 que establece las medidas fitosanitarias previstas en el marco de la Resolución 152/2006 para las áreas libres de mosca de los frutos. 

Explicó que la medida cumple con “una serie de protocolos aprobados internacionalmente” y que son firmados con aquellos países con los que habitualmente se comercializa, que en este caso son los Estados Unidos, México, Chile y la Unión Europea.

Dentro de estos protocolos se contempla el denominado “anillo sanitario”, que consiste en “una red de monitoreo permanente muy sensible que detecta cualquier posibilidad de una nueva aparición de la mosca de los frutos” y, es a partir de algún registro, que se “dispara un operativo de emergencia sanitaria”, señaló.
El operativo desplegado en este caso consiste “en una serie de acciones que se desarrollan en un radio de 7,2 kilómetros que rodea el punto donde se detectó la mosca de los frutos”, recordó Bondoni, y aclaró que entre estas acciones se destaca la de “intensificar el monitoreo para ver si aparecen más machos fértiles o hembras copuladas o más larvas”.

Otra de las medidas “restringe el movimiento de fruta de la zona, con destino a los países que tienen protocolo firmado” explicó y subrayó que el objetivo es “salvaguardar a la Patagonia en su totalidad”.

Además los establecimientos de empaque incluidos en la zona regulada deberán trabajar la fruta siguiendo las medidas previstas. A pesar de esto, Bondoni aclaró que el movimiento de producción de otros puntos de la Patagonia está garantizado, al decir que “el operativo se hace en el radio indicado, el resto sigue siendo libre de mosca de los frutos”.