El ministro de Energía y Recursos Naturales, Alejandro Monteiro, se refirió a las expectativas en relación con el año próximo. Para el desarrollo de nuevas inversiones, apuntó a cuatro ejes para lo que denominó un “marco jurídico hidrocarburifero”, y a una “cadena de valor que esté a la altura de las circunstancias”.

El ministro de Energía y Recursos Naturales, Alejandro Monteiro, expresó sus expectativas respecto del año 2021 y señaló que “nos va a encontrar -pandemia mediante-, con mucho trabajo”. Afirmó que el objetivo es “seguir mejorando en eficiencia y definir mejoras que permitan desarrollar recursos que compitan a nivel mundial, con otros recursos y otras cuencas”.

Monteiro indicó que es necesario desarrollar “condiciones y el marco jurídico que apunten a la estabilidad de las condiciones económicas de nuestro país que permita la atracción de inversiones, y contar con una cadena de valor que esté a la altura de las circunstancias”.

Señaló dos aspectos relevantes y necesarios para la productividad de la cuenca neuquina: por un lado, el Plan Gas “que va a permitir sostener la producción del 2020, reducir las importaciones y generar la continuidad para dar un salto exportador a gran escala”. Y en el caso del petróleo, “apostar a la exportación permanente con varios de los proyectos que se encuentran en desarrollo”.

Monteiro subrayó el potencial activo de los recursos hidrocarburíferos con los que cuenta la provincia y que permitieron que durante este 2020, pese a la pandemia, se otorgasen dos nuevas concesiones no convencionales. En esa misma línea anticipó que desde el gobierno se mantienen conversaciones con diversas operadoras para definir nuevas concesiones. Gestiones que se deben respaldar y sostener en lo que denominó “los 4 ejes para un marco jurídico hidrocarburífero”.

Explicó que estos comprenden: “Permisos de exportación en firme para petróleo y gas porque el desarrollo de Vaca Muerta se va a dar si somos capaces de exportar de manera continua durante todo el año; condiciones de precios de mercado, junto a un mecanismo que permitan suavizar o amortiguar los precios del mercado interno; la libre disponibilidad de divisas derivadas de las operaciones de exportación y que tengan como objetivo el pago de préstamos, dividendos o bienes y servicios; y un régimen impositivo que contemple amortización acelerada de bienes de uso y devolución de IVA para equipararla con otros sectores como la minería”.

Actualmente son 18 los equipos de perforación en actividad, y se espera que para enero sean más las empresas que se sumen a realizar nuevos pozos. “Hoy estamos en 58 equipos de torre en línea con lo que habíamos proyectado, de los cuales 18 equipos son perforadores, pero solamente seis empresas están perforando», indicó Monteiro y destacó que “esperamos que en enero hayan más empresas que comiencen a activar equipos de perforación en línea con el resultado de la subasta del Plan Gas.Ar».

El objetivo, tal como lo anticipó el gobernador Omar Gutiérrez, es consolidar la reactivación completa de la actividad hidrocarburífera pasado el primer trimestre, “con más equipos que los que teníamos antes de que llegara la pandemia en febrero”. En total 80 equipos petroleros en actividad, 24 de ellos torres de perforación, 18 workover, 18 pulling y 20 coiled tubing y otros.

Un 2020 complejo

A modo de revisión sobre 2020, el ministro señaló que el sector hidrocarburífero tuvo “un año muy complejo, que comenzó el primer trimestre con muy buena actividad -en término de producción de petróleo se llegó en marzo a los  170 mil barriles, un volumen en la producción que en Neuquén no se alcanzaba desde hace 14 años-, y luego se dio una baja a cero en la actividad, motivada por una caída de precios a partir de una disputa de los principales países productores y la crisis generada por la pandemia, que llevó los costos como en el caso de Argentina a 10 dólares por barril en el mercado interno”.

“La actividad pasó rápidamente a cero en términos de intervención o perforación de pozos, solamente se sostuvo la actividad de producción en los yacimientos”, relató el ministro y apuntó a que “esto generó un impacto importante en la actividad y en las finanzas provinciales por las regalías que se cobran”.

En abril se comenzó a trabajar en conjunto con los sindicatos y con la industria, para definir los protocolos para restablecer la actividad y en mayo comenzaron a reactivarse los primeros equipos perforadores y demás equipos de torre. Posteriormente se alcanzó el acuerdo de sustentabilidad entre los sindicatos y las operadoras.

“Hoy tenemos 58 equipos de torre activos, de los cuales 18 son perforadores, con un nivel de fracturas interesante para el año, que se retomó en los meses de octubre, noviembre principalmente y con una proyección para el año que viene buena tanto en materia de petróleo como en gas a partir de un hito, como fue el lanzamiento del plan gas por parte del gobierno nacional”.

El plan Gas

El ministro destacó el lanzamiento que hizo el gobierno nacional del Plan Gas “que va a permitir reactivar la actividad de perforación y terminación de pozos en la ventana de gas seco y condensado -inactivo hace varios años en nuestra provincia-, y que va a generar por un lado un incremento de producción, con una disminución relevante en materia de necesidad de importaciones de gas”.

Argentina, como país, tiene una matriz energética en el que el 60 por ciento depende del gas para el uso industrial, la generación eléctrica y el uso residencial, por lo que la oferta de gas es fundamental. En este contexto, “este plan viene a generar ciertas condiciones de previsibilidad a un plazo de cuatro años, que van a permitir desarrollar nuevas condiciones en ese segmento  y seguramente va a permitir mejorar en eficiencia, en productividad, como también se ha venido trabajando en el caso del petróleo”, sostuvo.

Exportación de petróleo

Otro hecho que destacó el ministro en materia de petróleo fue la exportación de crudo de la cuenca neuquina durante los meses de invierno. “Luego de prácticamente 10 años, llegamos a exportar el 40 por ciento de nuestra producción de mayo a septiembre con mejoras sustanciales en el retorno de esas ventas”, señaló Monteiro y explicó que esas ventas “iniciaron con descuento de 8, 9, 10 dólares sobre Brent y las últimas ventas terminaron con descuentos de tres dólares”.

“Sin dudas el hecho de haber probado la exportación del crudo de nuestra región, de hacerlo conocido, que las empresas comiencen a afianzar ese aspecto comercial y la búsqueda de mercados de manera exitosa, es un hecho importante que nos da buenas expectativas hacia delante”, concluyó.