El primer encuentro se desarrolló en Senillosa. Se propicia el intercambio y capacitación en aspectos relacionados con la promoción de la vida activa y saludable en la comunidad, y en la prescripción del ejercicio físico para pacientes crónicos.

Comenzó el curso de capacitación en prescripción de actividad física en personas con factores de riesgo de enfermedades no transmisibles denominado “Niño activo-adulto saludable”. El primer curso se realizó en Senillosa y participaron 79 profesionales y estudiantes relacionados con la promoción de salud, actividad física y prescripción del ejercicio físico. La capacitación se realiza hoy en Plaza Huincul-Cutral Co, según información difundida por el ministerio de Salud y Desarrollo Social.

El objetivo del curso es propiciar un espacio de intercambio y capacitación en aspectos relacionados con la promoción de la vida activa y saludable en la comunidad, y en la prescripción del ejercicio físico para pacientes crónicos como parte de su tratamiento.

Los talleres que se desarrollan versaron sobre temas como la alimentación; evaluación de la condición física y prescripción del ejercicio físico según estudios de casos; abordaje/evaluación de programas promoción de actividad y salud; y manejo del estrés.

La propuesta de capacitación se realizó en una jornada de 9 a 18 con receso al mediodía, y se estructuró en dos conferencias de apertura con la presentación del tema en general y explicación de la dinámica del día. Luego se dividieron en grupos y comenzaron a rotar por cada uno de los talleres, de manera tal que al finalizar la jornada los participantes recibieran capacitación en todas las áreas. Finalizados los talleres por áreas, se hizo una conferencia integradora de todos los temas trabajados con énfasis en las habilidades prácticas para intervenir y evaluar programas.

Se estipuló un plenario de cierre donde se abarcó la integración de la alimentación saludable, la actividad física y el estilo de vida, en el marco de programas comunitarios de promoción de la salud y prevención de enfermedades no transmisibles.

Dentro de los temas abordados se puede mencionar la problemática de la actividad física en el contexto de la prevención de enfermedades y la promoción de la salud. Luego se hizo la presentación del programa de Promoción de Estilos de Vida Saludable y su estrategia denominada Neuquén Saludable.

La formación está destinada a profesionales de programas de promoción de salud, actividad física y prescripción del ejercicio físico como profesores y estudiantes de educación física, médicos, kinesiólogos, nutricionistas, enfermeros, integrantes de los equipos de Salud que participan de los grupos de trabajo con pacientes, y todas aquellas personas vinculadas con la promoción de la vida activa.

La primera fecha del curso fue ayer 24 de agosto en la UAF ubicada en la Rivadavia entre Neuquén y Santa Fe, de Senillosa.

Estuvo presente Facundo Cornejo, director de Salud Colectiva; Graciela Becker, responsable del programa de promoción de estilos de vida saludables; y Gabriel Tarducci, profesor en Educación Física y docente de la Universidad Nacional de La Plata; por la municipalidad de Senillosa, participaron el secretario de Desarrollo Social, Basilio Magno Ramírez y la subsecretaria Amelia Lezcano; y los referentes de municipios y comunidades saludables, la Aurora Valdez y Sandra Castro.

Los profesionales de Salud que dictan el curso son Daniel Bongiovani, Samuel García, Sandra Nucci, Fabiana Gandola, Juan Reeves, Marina Alonso y Alejandra Rodríguez Llebana.

La organización está a cargo del ministerio de Salud y Desarrollo Social de la provincia, a través de la dirección de Salud Colectiva, el departamento de Promoción de la Salud Colectiva, el programa de Promoción de Estilos de Vida Saludable y el programa de Municipios y Comunidades Saludables, hospitales locales y  municipios.

El curso se dicta hoy en el Centro Cultural Marité Berbel del barrio Centro, ubicado en avenida Libertador 514; en Aluminé, el 29 de septiembre; y en Loncopué, el 25 de octubre.

Enfermedades crónicas no transmisibles

Las enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT) son la principal causa de muerte en el mundo, tienen una evolución lenta y su tratamiento tiende a disminuir las complicaciones. Los cuatro tipos principales de enfermedades no transmisibles son las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, las enfermedades respiratorias crónicas (como el EPOC) y metabólicas (por ejemplo, la diabetes).

Algunos factores de riesgo comportamentales modificables que aumentan el riesgo son el consumo de tabaco, inactividad física, alimentación inadecuada y uso nocivo del alcohol. Y los factores de riesgo metabólicos/fisiológicos que favorecen la aparición de ECNT son la hipertensión arterial (HTA), sobrepeso/obesidad, hiperglucemia e hiperlipidemia.

Según la tercera Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (año 2013), el 55,1% de la población mayor de 18 años de la provincia del Neuquén no realiza el mínimo de actividad física recomendada para mantenerse saludable. Ello supone la necesidad de hacer esfuerzos para que la población adopte hábitos de vida activa y saludable en general. En este sentido, la actividad física se ha convertido en un recurso efectivo que como tal debe ser administrado, teniéndose en cuenta las características de cada una de las personas y en función de su aptitud física.

Los equipos de salud comienzan a percibir la necesidad del trabajo en conjunto con un profesional de la educación física para lograr mejorar el perfil metabólico de los pacientes y/o usuarios de los servicios públicos de salud.