La ampliación de capacidad de conducción de líquidos cloacales colectora Lanín - Etapa I tiene un monto de inversión que supera $130 millones. Beneficiará en forma directa a 87 mil habitantes de la capital.

Audio Martín Herrera, presidente del EPAS.

El presidente del EPAS, Martín Herrera, recorrió ayer una obra que se está ejecutando en el Bajo neuquino, que permitirá ampliar considerablemente la capacidad de conducción de líquidos cloacales.

Se trata de la obra denominada Ampliación de capacidad de conducción de líquidos cloacales colectora Lanín – Etapa I que tienen un monto de inversión que supera los 130 millones de pesos y beneficiará en forma directa a 87 mil habitantes de la capital.

Estos trabajos diseñados e inspeccionados por el EPAS – dependiente de la Secretaría General y Servicios Públicos-, son financiados por el Ente Nacional de Obras Hídricas y Saneamiento (Enohsa), a través de la firma de un convenio marco rubricado por el Gobernador Omar Gutiérrez y el Ente Nacional. Además, están priorizadas en el plan quinquenal de desarrollo que lleva adelante la gestión provincial.

El presidente del EPAS, Martín Herrera, destacó la importancia de esta obra: “Estos trabajos están incluidos dentro de un plan director que está llevando a cabo el Organismo, que incluye el recambio de cañerías cloacales que permitirá aumentar sustancialmente la capacidad de conducción de líquidos, evitando algunos desbordes puntuales que hoy se están produciendo en el oeste de la ciudad. Agradecemos la colaboración de los vecinos, que comprenden y ven la obra compleja que se está realizando, que en algunos momentos altera su vida cotidiana”.