El trabajo de la dirección general de Resolución Alternativa de Conflictos, dependiente del ministerio de Deporte, Cultura, Juventud y Gobierno, recibió la certificación “Neuquén ciudad mediadora”.

La provincia del Neuquén fue reconocida internacionalmente por la Universidad Loyola Andalucía (España) y el Foro Internacional de Mediadores Profesionales (Fimep), debido a la gestión en métodos participativos de resolución de conflictos que realiza el servicio provincial de Mediación Comunitaria en la ciudad de Neuquén.

El ministro de Deporte, Cultura, Juventud y Gobierno, Juan Pablo Prezzoli destacó que “la provincia del Neuquén ha logrado grandes resultados y es por ello que ha sido distinguida internacionalmente en materia y abordaje de la resolución de conflictos”, y aseguró que “esto nos ubica como faro de trabajo en la búsqueda de composición en los conflictos, evitando la judicialización y la violencia”.

Prezzoli también anunció que la provincia fue seleccionada como sede del Pre Congreso Mundial de Mediación Comunitaria, que se realizará durante septiembre. “Neuquén se va posicionando no sólo a nivel nacional sino también internacional en materia de mediación”, expresó. El evento será abierto al público, con talleres y seminarios, y contará con la participación de referentes del ámbito de la mediación de la Argentina y de distintos países del mundo.

El director general de Resolución Alternativa de Conflictos, Nicolás Bavio señaló que se trata de “un reconocimiento a la gestión en métodos participativos de resolución de conflictos, tanto en planificación, planificación estratégica, organización, dirección y mecanismos de control”.

“A través de la mediación todos los neuquinos podemos participar activamente en la resolución de nuestras diferencias en problemas que no llegan a ser delitos, pero que comienzan con pequeños episodios que corren el riesgo de derivar en una situación de violencia”, expresó.

Sobre el trabajo del área a su cargo, precisó que “en la provincia estamos trabajando con diez centros de mediación. Desde 2015 hasta hoy, hemos tenido un crecimiento exponencial de casi un 150 por ciento”. Aseguró que “esto representa más de 1.600 personas que han podido lograr acuerdos de forma pacífica a través del diálogo”.

En cuanto al reconocimiento, explicó que Neuquén es la segunda provincia reconocida en el país con este galardón, luego de Salta -pionera en la temática-. “Ellos ya llevan muchos años trabajando en métodos participativos, con más de 90 centros de mediación. Son los que dieron el puntapié inicial, obteniendo el reconocimiento internacional”, indicó.

La certificación internacional emitida por el foro expresa que el reconocimiento es otorgado por “los elementos de impacto provistos en el avance y la consolidación de la llamada Cultura del Acuerdo en la provincia”. Por tal motivo, fue concedida la certificación “Neuquén ciudad mediadora”.

La distinción se refiere a los ejes de liderazgo, sostenibilidad y responsabilidad social, en el marco del desarrollo del diálogo y la cultura del acuerdo, ejes fundamentales para poder cimentar el accionar de los profesionales de la mediación.

Plan Provincial de Mediación Comunitaria

El programa es implementado por la dirección general de Resolución Alternativa de Conflictos, que depende del ministerio de Deporte, Cultura, Juventud y Gobierno.

En la provincia funcionan nueve centros de mediación comunitaria, cinco de ellos están ubicados en la ciudad de Neuquén. Las consultas recibidas, tanto personalmente como por las vías de contacto, son confidenciales, gratuitas y voluntarias. Desde el organismo también ofrecen el servicio de mediación a distancia para la gente del interior de la provincia.

La propuesta promueve la resolución pacífica de conflictos, generando iniciativas sociales que estimulen la participación, el respeto y el compromiso entre los neuquinos.

El Fimep es una asociación internacional sin fines de lucro que sirve a los intereses de los mediadores profesionales de cualquier ámbito disciplinario y territorial. Su fundación se basa en desarrollar e intercambiar conocimientos, información y habilidades dentro y entre todos los sectores de la mediación en cualquier país o estado, potenciando y avalando la llamada cultura del acuerdo. Fue constituido en julio de 2014, y su sede se encuentra en la Universidad Loyola Andalucía.