Ocho personas fueron beneficiadas con el programa Becas de Impacto Positivo, en tanto otras seis pudieron renovar las que ya poseían de años anteriores. Esta iniciativa tiene por finalidad fomentar oportunidades educativas a integrantes de organizaciones de la sociedad civil de la provincia.

El ministerio de Niñez, Adolescencia, Juventud y Ciudadanía y la Universidad de Flores (UFLO) entregaron ocho becas a voluntarias y voluntarios de distintas Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC). La ceremonia se realizó en la sede Neuquén de UFLO y se otorgaron dos becas anuales totales y seis parciales para estudiar alguna carrera de grado, posgrado o pregrado.

Este programa se da en el marco de un convenio firmado entre la casa de altos estudios y el ministerio de Niñez, Adolescencia, Juventud y Ciudadanía, a través de la Oficina Provincial de Relaciones Institucionales (OPRI) que depende de la dirección provincial de Construcción Ciudadana, con el objetivo de promover la formación universitaria de personas comprometidas activamente con la ciudadanía y que, mediante la organización a la que pertenecen, generen un impacto social positivo.

La ministra de Niñez, Adolescencia, Juventud y Ciudadanía, Sofía Sanucci Giménez, destacó que “estos chicos y chicas que consiguieron las becas representan a una juventud solidaria y comprometida que apuesta al crecimiento. Es importante que todos y todas trabajemos en conjunto, apoyándonos entre el sector público, el privado y las organizaciones sociales, articulando acciones en este caso para apostar en la formación de nuestras juventudes”.

El secretario de Vinculación sede Comahue de UFLO, Emiliano Sapag, comentó: “El Estado y particularmente el ministerio de Niñez, Adolescencia, Juventud y Ciudadanía, conoce el trabajo de las Organizaciones de la Sociedad Civil y cómo acompañar su trabajo. Desde la universidad, como institución educativa, tenemos herramientas muy importantes para el desarrollo de esas personas dentro de las organizaciones. Hace cuatro años nos conformamos en socios estratégicos para dar una respuesta a estas necesidades”.

Sebastián Palacios, quien renovó su beca y es parte de la Fundación Tribu Salvaje, resaltó que “para mí esta beca representa la oportunidad de sostener una red de trabajo colaborativo y acompañamiento mutuo. La formación y el impacto que eso puede tener en la sociedad es muy importante, porque es una manera de sostener un compromiso social que uno tiene a través de esta articulación que se da entre el Estado, la universidad privada y la sociedad civil”.

También estuvieron presentes en el acto el vicerrector regional de UFLO, Agustín Amado, el director provincial de Construcción Ciudadana, Daniel Zurita, y el director general de la OPRI, Juan Torres.

Las beneficiadas con becas totales fueron Cintia Barria de la Asociación Civil Manos Solidarias y Jennifer Segura del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE). En tanto que recibieron becas parciales Sofía Loro de Fundación La Ciudad, Francisco Dadone de Fundación Tribu Salvaje y Daniela Quilodrán, Carina Muñoz, María Laura Belatti y Mariana Villan de Fundación Kawen.

Este año se presentaron 13 postulaciones de referentes de distintas OSC. La decisión del otorgamiento de las becas estuvo a cargo de un comité evaluador compuesto por Sapag, Torres y la presidenta de la Fundación Familia, María Inés Cafiero.

La ceremonia se realizó en la sede Neuquén de UFLO y se otorgaron dos becas anuales totales y seis parciales para estudiar alguna carrera de grado, posgrado o pregrado.